último duelo a pistola
Jesús Hernangomez, artesano del cobre. Foto: Aroa Díaz

Con aguja y cobre elabora piezas de artesanía. Desde lámparas a cestas pasando por árboles de navidad. Hablamos con Jesús Hernangomez

El arte de elaborar objetos con las manos, sin importar el material, se denomina artesanía. Y después de ver el trabajo de Jesús Hernángomez no se nos ocurre mejor definición. A base de aguja y cobre, este segoviano, electricista jubilado, es capaz de hacer cualquier elemento decorativo y funcional para el hogar. Una afición que le llegó cuando aún estaba en activo. “El cobre siempre se ha reciclado, y yo lo tenía a mano. Cuando era aprendiz cogía lo que me valía mejor por el tamaño, la medida y lo fácil de pelar. El motivo fue entretenerme, al principio no lo sabía pero me gustaba mucho“, nos explica Jesús en una entrevista.

Este arte ha sido su afición durante los últimos 38 años, y se ha convertido en su modo de vida durante estos últimos 22. “Llegó un momento en el que en casa no me dejaban tener más”, bromea Jesús, quien explica que en un momento dado se planteó “si le gustaría esto a alguien más” por lo que, tras darse de alta, viaja por la Comunidad de Madrid vendiendo su arte. “Sé que soy el único de la Comunidad de Madrid que realiza estas obras en cobre, y probablemente lo sea de España”.

Cada elemento es una obra que Jesús realiza en su tiempo libre por lo que no cuenta las horas que le lleva cada pieza: “como es un trabajo que no es lineal, no lo mido” y es que hay elementos que deja a medias para después retomar la idea o reconducirla. Desde lámparas recicladas a cestas o árboles de navidad, este electricista y artesano cuenta con todo tipo de piezas. “Cuando te gusta, ves una cosa y la das forma. Muchas veces sale pero otras, no”.

Jesús Hernangomez, artesano del cobre en el marcado goyesco de La Fortuna Foto: Aroa Díaz

Desde que se jubiló, Hernángomez ha recorrido la geografía de la Comunidad de Madrid vendiendo estas piezas. “Lo que da satisfacción es tratar con el público, a mi lo que me gusta es hablar con la gente”, asegura, “el que te digan ‘qué bonito’ o ‘qué original’, te da ánimos para seguir haciéndolo”. En este sentido, el artesano explica que “lo que me gusta es ir a sitios distintos, donde lo conozcan, porque lo que me gusta es sorprender”.

Su recorrido por las ferias de la Comunidad de Madrid le ha traído a Leganés. Durante este sábado, Jesús se encuentra con su puesto en el mercado goyesco de La Fortuna, donde se le puede ver en directo realizar algunas piezas con su aguja e hilo de cobre. Un espectáculo que muchos curioso han querido acercarse a ver.

Allí comparte enclave con otra decena de puestos. Además, en la jornada de la tarde se llevará a cabo una recreación del histórico duelo a pistola que tuvo en este barrio, el último de nuestro país debido a su desenlace.

Noticias relacionadas