‘¿Dónde está el alcalde cuando lo necesitamos?’, por Alan McGuire

Mas Opinión

En Nochevieja, 10.000 personas acudieron a una fiesta ‘rave’ en la plaza de toros de Leganés.

Las entradas para este evento, al que vino gente de toda España, se agotaron. La organización fue deficiente y, según los informes, las personas consumían drogas, estaban borrachas y no llevaban mascarillas.

El PP de la Comunidad de Madrid acusa a las autoridades locales de autorizar el acto, mientras que el Ayuntamiento señala con el dedo a la administración de Isabel Díaz Ayuso. El alcalde del PSOE, Santiago Llorente, no ha hecho nada para detener este evento y no ha logrado defender a la ciudad, escondiéndose cobardemente detrás de la excusa de un accidente burocrático.

Todo esto sucede mientras nuestro sistema de salud pública colapsa, el ambulatorio de Pedroches ha cancelado todas las citas, y nuestra fuerza policial local lucha contra la escasez. A menudo, es lo que este alcalde se niega a hacer, más que lo que realmente hace, lo que muestra qué tipo de hombre es y dónde están sus prioridades. No son las mismas prioridades que las de los ciudadanos de Leganés.

La gran mayoría de nuestra población es mejor que él y ya sufrió bastante. Durante la pandemia tuvimos el recuento de muertes más alto de Europa y nuestro hospital dejó de admitir pacientes. Los hogares de ancianos también se vieron muy afectados. Además, este año el PSOE, apoyado por sus socios de coalición Ciudadanos, se ha negado a investigar lo ocurrido en el hospital durante la pandemia. Esto y los acontecimientos de Año Nuevo demuestran lo derechoso que es el PSOE de Leganés. Se esforzaron más en privatizar nuestros servicios públicos que en proteger la ciudad. Nuestra ciudad no solo ha sido abandonada, sino que está sucia. Literal y metafóricamente.

¿Pero por qué?

Tras mudarme a Leganés hace 5 años, puedo decirles que la realidad de la ciudad no se corresponde con su mala reputación en la prensa y en el público. Esta es la demonización de una ciudad de clase trabajadora. Para una ciudad que ha tenido una administración del PSOE durante tanto tiempo, está claro que Leganés es una ciudad que valora los servicios públicos y el trabajo. Una ciudad limpia con escuelas que funcionan y unos sanitarios extraordinarios.

Si bien muchas de estas son competencias de la CAM, el alcalde se niega a hablar en nombre de los ciudadanos y, de hecho, otorga premios a la misma persona a la que debería pedir cuentas. Es obvio que el alcalde está más en la línea de Libertad y Cañas que en el bienestar de nuestros ciudadanos y la reputación de Leganés.

La celebración de esta fiesta irresponsable se suma a la reputación de Leganés como una ciudad de pandillas. Esto es duro cuando sé, y cualquiera de Leganés también lo sabe, que Leganés es una gran ciudad para vivir.

Necesitamos una administración de izquierda para restaurar los servicios públicos de Leganés, limpiar la ciudad y construir una mejor reputación. Necesitamos más que un partido con socialista en su nombre, necesitamos una administración que luche por todos los ciudadanos de Leganés.

Publicidad

Desde Leganés Activo queremos dar voz a cualquier opinión de cualquier índole con un animo constructivo. Es por ello que no nos responsabilizamos de opiniones vertidas por personas externas a la redacción. Si deseas que publiquemos tu opinión envianosla a redaccion@leganesactivo.com (min 300 palabras con titular y foto)

Suscribir a
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
- Publicidad-

- Publicidad-