Las guerreras de Leganés superan al URCI Almería y sueñan a lo grande

26 septiembre 2022
Publicidad - Continúe leyendo

BALONMANO. DIVISIÓN HONOR. FEMENINA. El +Ventosas Balonmano Leganés se impuso con comodidad a un dubitativo Almería (26-20). Las de Fernando Blanco amarran un triunfo decisivo en el Manuel Cadenas

Se le hizo larga la mañana al URCI Almería, que salió del parking creyendo que dejaba el bus atrás y se encontró con el muro del Balonmano Leganés. El Almería no encontró la manera de penetrar en la zaga de las locales, arropadas por un Manuel Cadenas semilleno. Las de Fernando Blanco no dejaron que sus rivales corriesen, movieron el balón con alegría y esperaron que el talento de sus mejoras jugadoras resolviese el encuentro. Así arrancó el partido y así terminó: las andaluzas atacaban a trompicones y el aguijón del Leganés picaba certero. Es la segunda victoria consecutiva como locales, tras reencontrarse con el triunfo una semana atrás.

Ataques lentos, recuperación de balón y gol desde los costados. O desde el mismismo centro. Al contrario que su rival, las jugadores del Leganés parecían tener un plan. En los primeros cinco minutos de juego no subió al marcador un solo gol del Almería, que se atascaba una y otra en el muro azul. Al descanso, la diferencia de siete (14-7). Y en la segunda mitad solo hubo un conato de resistencia, al principio (15-9), pero apenas sirvió para poner nerviosas a las del Balonmano Leganés.

Las rotaciones y el trabajo en equipo, factores decisivos

Julia Díaz (+Ventosas Balonmano Leganés). Foto: Amanda Silva

Si se dice que el primer tiempo fue el patio de recreo de Yadira Morales, que anotó cuatro goles, habrá que reconocer que en el segundo todas las leganenses brillaron por igual. María Lucero, Julia Díaz y Paula Manso se apuntaron otros cuatros goles. A veces eran las prisas de un Almería que se batía panza arriba y a veces era el buen hacer de las pepineras. En general, ni un acto ni en otro se sintieron cómodas las visitantes. Que llegaran a perder por ocho goles de diferencia y la portera fuese una de sus mejores jugadores lo demuestra: ni sabían cómo remontar ni podían hacerlo.

Por lo demás, el partido quedó visto para sentencia -de todas todas- cuando al árbitro se le cayó el silbato. Faltaban quince minutos para el final y el colegiado, que tuvo que hacerse entender, pitó un siete metros favorable al Balonmano Leganés. Con ocho goles por encima, pudieron ser nueve. Y sin embargo, el Leganés se permitió el lujo de mandar el balón al poste. En los últimos diez minutos (24-16), ni los tiempos muertos de Jose Luís Herrera resucitaron al Almería. Y Fernando Blanco, el técnico del Leganés, aprovechó para reservar a alguna de sus estrellas. Es el caso de Nerea Nieto, una de las máximas goleadoras del campeonato. Nerea solo vio portería en una ocasión. Y no hizo falta más: se guarda los goles para cuando tocan.

Un porvenir tan difícil como ilusionante

«Ha sido un triunfo cómodo. Sí, yo creo que sí», declaró Fernando Blanco. «Y muy importante. Hemos recuperado jugadoras, y ante lo que viene, eso es fundamental». Lo que viene es una visita al Pozuelo -líder de la tabla- y otra al Murcia. Lo que viene son dos encuentros decisivos en solo dos días. Si el Ventosas logra superar esta maratón -juega el viernes por la noche y el sábado por la tarde-, podrá mirar de tú a tú a la zona de ascenso. En el día de Nadal y los Hispanos, las de Leganés salieron del Manuel Cadenas por la puerta grande: a solo cuatro puntos del playoff y con las piernas frescas.

Noticias relacionadas

Otras noticias

NEWSLETTER ✉

Recibe las últimas noticias de Leganés en tu corre electrónico cada lunes con el mejor análisis de la actualidad.

SUSCRIBIRSE

Suscribir a
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Este contenido pertenece a Leganés Activo. No se permite la copia ni la reproducción parcial o total sin permiso.