Sobre las entrevistas al Alcalde de Leganés (I)

Publicidad - Continúe leyendo

El alcalde habla sobre EMSULE, vivienda y la guerra de Ucrania

Estas últimas semanas, el alcalde ha concedido entrevistas a Leganés Activo, que llevaba bastante tiempo esperando. No tiene problemas para ir a medios afines, o directamente controlados, pero parece que le cuesta ir a aquellos que tratan de ser algo más imparciales, como es el caso.

Es una sola entrevista, pero por su longitud el periódico la ha dividido en tres partes y voy a escribir tres artículos para comentarlas, uno por cada una.

Publicidad - Continúe leyendo

En la primera comienza hablando por la atención a personas vulnerables y aparece la primera contradicción. Un desahucio de una persona vulnerable que vive en una vivienda del EMSULE. Desahucio que finalmente se canceló, pero que iba a ejecutarse. Esto no se puede entender. No se puede entender que EMSULE no funcione interviniendo el mercado de la vivienda en Leganés. No se puede entender que no tenga un parque público de vivienda en alquiler social, para atender los casos más urgentes de personas que son desahuciadas y que no tienen alternativa. Personas que se quedan en la calle, porque sus condiciones económicas no les permiten hacer frente a una compra o alquiler. Y también para personas víctimas de violencia de género.

Como tampoco se entiende que EMSULE lleve más de 10 años sin construir una sola vivienda. ¿Cuál es la función de esta empresa pública entonces?. Pues según la propia empresa el objetivo es el desarrollo urbanístico, dentro del cual se incluye la promoción de vivienda, y además lo denominan objeto social. Algo que claramente, no están llevando a cabo.

Luego le pregunta por la promoción de 668 viviendas nuevas, algunas en alquiler y otras en venta. Ya lo hemos dicho varias veces, si van a sacar vivienda en venta, va a ir directamente al mercado especulativo. No se puede hacer vivienda en venta desde los Ayuntamientos, porque aunque se consigue dinero con su venta, a largo plazo se incrementa el mercado especulativo. Lo que hay que hacer es vivienda en alquiler, con precios asumibles por la mayoría social trabajadora. Y si no se dispone de crédito, pues se van haciendo poco a poco. Si desde 2015 hubieran hecho 50 viviendas al año, ya tendríamos un parque público de 350 viviendas en Leganés. Y con un presupuesto de 205 millones de euros, se pueden construir 50 viviendas al año.

Para finalizar, la entrevista se centra en la guerra de Ucrania y en la crisis de refugiados y la ayuda que se puede proporcionar desde los municipios. Aquí coincido con el alcalde en la dificultad de ayudar a pesar de la ola de solidaridad que ha habido, por la dificultad de atender la emergencia humanitaria en medio de una guerra, es realmente complicado hacer llegar la comida, ropa y material sanitario. Aquí creo que esta ayuda se debe coordinar desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, y no que cada municipio haga lo que pueda. Es verdad que la intención populista de hacerlo es muy fuerte para una buena parte de los y las políticas, pero es solo un parche.

Lo que me sorprende es que no hable nada de la vía diplomática y de la importancia de detener la guerra. Es verdad que está habiendo negociaciones, pero no se ve un esfuerzo ni por parte de las Naciones Unidas, ni de la UE, ni tampoco del gobierno de España por insistir en esa vía, enviar negociadores/as y tratar de que las partes negocien y se llegue a una solución al conflicto. Tampoco es cuestión de ser ingenuos, sé de la dificultad de negociar y sobre todo de llegar a un acuerdo, pero es claramente la vía que se debe explorar.

Continuaré con la segunda parte de la entrevista al alcalde.

Publicidad - Continúe leyendo

Otras noticias

NEWSLETTER ✉

Recibe las últimas noticias de Leganés en tu corre electrónico cada lunes con el mejor análisis de la actualidad.

SUSCRIBIRSE

Suscribir a
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Este contenido pertenece a Leganés Activo. No se permite la copia ni la reproducción parcial o total sin permiso.