Leganés, en el epicentro del colapso sanitario por su alto envejecimiento

Sección:
Publicidad - Continúe navegando

Los centros de salud de Leganés sufren el doble de colapso del norte de la Comunidad de Madrid ante el envejecimiento de la población. "Resolvemos muchas más cosas de las que podemos y se nos pueden pasar cosas graves... nos da mucho miedo trabajar así", aseguran los sanitarios.

Un paciente de cardiología: 1 mes y medio de lista de espera. Para neurología: 16 meses. Para neumología: más de 15 meses. Para tu médico de cabecera: entre dos días y un mes y medio. ¿Cómo es posible esta lista de espera? En el momento en el que la huelga sanitaria se extiende a los hospitales, nos preguntamos cuál es la situación de la sanidad pública en Leganés.

«Me duele la cabeza y tengo mareos, abro la aplicación y la primera cita es para una semana y media, ¿qué hago?». «Tengo lumbago y tras ir a urgencias me han dicho que me mire mi médico de cabecera, la cita es para dentro de dos semanas». «Tengo 80 años y una revisión después de una operación me tardó 12 meses». «Me han enviado una analítica y los resultados los tengo en dos meses, ¿para qué los quiero tan tarde?». Estos son solo algunos testimonios de pacientes de Leganés de las últimas semanas. Al otro lado, los médicos reclaman que no pueden más.

«Estamos en un cuello de botella», explica Mercedes Fernández, doctora en Pedroches los últimos 25 años. «Durante la pandemia se paralizaron las revisiones hasta el otoño del año pasado. Ahora hay muchos pacientes que necesitan de sus revisiones más los que habitualmente veíamos. Tenemos una media de 50 pacientes cada jornada, lo que no nos deja más de unos minutos por consulta«, añade.

Otras noticias - Sigue leyendo


 

En Leganés, el problema se multiplica

Leganés es una de las ciudades que más está sufriendo estos problemas debido a la población tan envejecida. 33.266 habitantes de Leganés tienen más de 70 años, lo que supone un 17% de la población total aunque en su mayoría están concentrados en los barrios más viejos, lo que supone que estén divididos en su mayor parte en tres centros de salud: Pedroches, Jaime Vera y María Jesús Hereza.

los pedroches leganes atención orimaria suap
Centro de Salud Los Pedroches. Foto: Lito Lizana

Como es natural, este sector de la población cuenta con una tasa de citas mucho más alta que los jóvenes debido a sus patologías de las que ya no se puede hacer prevención ni seguimiento: «Es una población trabajadora, con patologías derivadas de trabajar en malas condiciones toda la vida y con menos formación y les cuesta entender ciertas cosas por lo que la consulta suele ser larga para que entiendan el diagnóstico y el tratamiento», explica Jaime Innerarity, doctor del CS María Jesús Hereza. En Pedroches, más del 40% de la población tiene más 65 años.

Vemos patologías cada vez más graves. Antes derivabas a uno o dos al hospital al día, ahora a 7 y son ingresos, cuando están en urgencias. Hay gente muy prudente que espera más de la cuenta porque sabe la situación, y no deberían

Jaime, doctor del CS María Jesús Hereza

La alta media de edad hace que haya un gran número de atenciones a domicilio por problemas de movilidad, lo que supone consultas telefónicas y desplazamientos: «cada vez podemos desplazarnos menos porque no hay tiempo», explica Inneraty. «En el centro de salud hay salas cerradas pero no vacías, dentro hay médicos que están llamando a destajo a los pacientes», insiste Fernando Perales, del CS Pedroches.

- Publicidad Continúe leyendo -

Esto ha llevado a que un gran número de profesionales terminen muy quemados por la gran cantidad de trabajo que se agolpa en sus consultas. «Estamos dejando de hacer prevención, resolvemos muchas más cosas de las que podemos y se nos pueden pasar cosas graves... nos da mucho miedo trabajar así», añade Innerarity. «También hacemos una labor pedagógica con los pacientes crónicas que nadie reconoce y en cinco minutos de consulta es imposible hacer. Enseñamos a los diabéticos a pincharse insulina o a las personas con colostomías, convivir con la bolsa», explica Carmen Muro, doctora de Pedroches.

Así, en Leganés, la huelga está siendo muy seguida por los sanitarios porque, aunque las carencias son estructurales, «se sienten más en la comunidad de Madrid por la falta de financiación«, aquí se siente aún más. Una situación que revierte en todo el sur ante la sobrecarga del Hospital Severo Ochoa: «los hospitales de Getafe y Fuenlabrada los llenamos con pacientes de Leganés», confiesa Innerarity.

Una actitud desafiante

Todos los sanitarios coinciden en reclamar que la decisión de mantener la huelga no es política, pero su solución sí: «política es la decisión de la Comunidad de Madrid de no reforzar la atención primaria», asegura Fernández, doctora en Pedroches los últimos 25 años. No obstante, las últimas declaraciones de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, menospreciando el trabajo de los sanitarios, han dolido mucho.

Y es que a la falta de inversión y el desgaste de los sanitarios, se ha unido un nuevo motivo para mantener la huelga: la actitud del gobierno regional. «Esta huelga la ha gestado ella», asegura Innerarity, «sus formas menospreciándonos y no queriendo sentarse a negociar, nos han terminado de quemar».

De hecho, la falta de sanitarios en la atención primeria es generalizada. En Madrid hay 3.8 médicos y pediatras por cada mil habitantes, colocándose en la media española, sin embargo los sanitarios madrileños denuncian que en el resto de comunidades «los gobiernos se han sentado con los huelguistas y han planteado soluciones, algo que aquí se ha descartado por completo».

La única solución que se ha presentado hasta el momento ha sido la de reducir a 34 las listas de los médicos de Atención Primaria sin posibilidad de que haya pacientes forzados, es decir, urgencias de última hora. El resto de pacientes serían atendidos por voluntarios. «Nos negamos porque vemos que nos la intentan colar», señala Muro.

- Publicidad Continúe leyendo -

Según los cálculos, en el CS María Jesús Hereza esto supondría ver a 220 pacientes por día menos solo en el turno de tarde, y 160 en Pedroches. «¿Quién vería a estos pacientes? ¿Nos descargamos todos para que uno reviente?», se preguntan, «y nadie nos dice qué pasaría si no hay voluntarios». Y es que ahora mismo «no solo no tenemos refuerzos sino que somos menos».

La falacia de la falta de médicos

Precisamente el problema es la falta de médicos con los que repartirse los turnos y el trabajo, y no es por falta de licenciados en medicina, sino por la especialidad. «En España hay más médicos por cada mil habitantes que en todas Europa pero no están en la Atención Primaria. Necesitamos que los médicos que formamos se queden», señala Fernández.

«Con poca inversión se arreglaría todo el sistema sanitario», asegura Muro, quien añade que tan solo hay que mejorar las condiciones de la plantilla de primaria aumentando el personal de los centros de salud y no de los hospitales, «con más sanitarios se acababa el problema». Aunque ya parece tarde puesto que muy pocos quieren trabajar en atención primaria. «Nuestros residentes se van porque no pueden hacer nada de prevención, solo sobrevivir, y eso lo podrán hacer en la urgencia hospitalaria sin remordimientos y con mejores condiciones», añade Perales. Algo que también ocurre en Hereza.

Únete a la suscripción
Recibe el boletín de noticias cada lunes en tu correo electrónico, comentar, servicio de hemeroteca, completamente gratis

Noticias relacionadas
Suscribir a
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Destacada
Publicidad - Continúe navegando
Ahora en portada
Este contenido pertenece a Leganés Activo. No se permite la copia ni la reproducción parcial o total sin permiso.