Article

Condenan al Ayuntamiento de Leganés por retirar licencias sin argumentos

Una empresa de gasolineras ha ganado en el Tribunal Supremo un caso contra el Ayuntamiento de Leganés. Le reclama costas por la retirada de una licencia de túnel de lavado. Solo en gastos de alquiler, reclama más de medio millón de euros.

La empresa de gasolineras Ballenoil ha ganado uno de los tres pleitos que mantiene pendientes con el Ayuntamiento de Leganés. Se trata del procedimiento abierto por la retirada de licencia de un taller de lavado sin motivo aparente. Esta retirada ha supuesto el cese de la actividad del túnel durante 7 años, tiempo en el que han acumulado pérdidas que el Ayuntamiento de Leganés tendrá que compensar.

Nos quitaron la licencia por el artículo 33“, asegura Juan Sanz, uno de los socios de Ballenoil. Todo ocurrió durante el proceso de reclamación de una licencia de gasolineras. Según la ley, todas aquellas empresas con una licencia de apertura de industria podían optar a una licencia de gasolineras, “cuando la solicitamos nos dijeron que ya no teníamos licencia de apertura. Nos la habían retirado sin motivo“.

Ante esta situación, Ballenoil acudió a los tribunales por tres vías. Una de ellas, reclamaba la devolución de esta licencia y la compensación de los costes derivados. “No tener licencia nos ha supuesto tener que despedir a nuestro trabajador con la consiguiente indemnización y cerrar el túnel durante 7 años mientras seguimos pagando el alquiler del local. Al tenerlo cerrado nos han robado parte de la estructura y maquinaria. Todo esto nos lo van a tener que compensar“. Solo en gastos de alquiler, la empresa reclama más de medio millón de euros.

Aunque en primera instancia, los tribunales dieron la razón al Ayuntamiento, ahora el Tribunal Supremo ha ratificado la denuncia de la empresa. Así, el Consistorio ha sido condenado a una indemnización que supla todos los gastos ocasionados. No obstante, esta sentencia está abierta a un recurso de casación por lo que no es firme. “Les quedan tres semanas para interponerlo pero no suelen prosperar. Estos recursos solo atienden a defectos de forma y en esta no hay ninguno“.

Acusados de prevaricación

Por otro lado, Ballenoil mantiene dos vías judiciales abiertas. También por la vía civil, la empresa reclama que se le dé la licencia de gasolineras que pidió en su momento. Una reclamación que ha sido avalada por los tribunales en primera instancia pero recurrida por el Ayuntamiento. “Ahora mismo el proceso está en el Supremo y no tardará mucho en resolverse“, confía Sanz.

Finalmente, la empresa denunció a Jesús Gómez, alcalde durante este litigio, y a sus concejales de Industria y Urbanismo, José Javier de Diego y Miguel Ángel Recuenco, por prevaricación.Me quitaron la licencia sin ningún motivo y esto solo responde a intereses partidarios, para no romper el monopolio que hay actualmente en las gasolineras de Leganés“. En este último caso, el caso pertenece en la vía penal y mantiene un procedimiento más lento.

274 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FB Twitter
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail