Article

VAR

Fútbol: Benzema acaba con las esperanzas de un Leganés combatiente

FÚTBOL. PRIMERA DIVISIÓN. JORNADA 3. El Club Deportivo Leganés sale goleado de su visita al Santiago Bernabéu. A pesar de igualar el gol inicial de Bale con un penalti de Carrillo desde los once metros, Benzema y Sergio Ramos sentenciaron en una segunda mitad donde los blancos hicieron gala de su despliegue ofensivo.

Pasado el temporal vasco, con buenas sensaciones contra Athletic Club (derrota por 2-1) y Real Sociedad (empate por 2-2 en Butarque), y antes de dar paso al primer parón de selecciones, era el turno de visitar un campo tan querido desde la temporada pasada aunque, a la vez, siempre una de las fechas más temidas del calendario. Con el Real Madrid en el Santiago Bernabéu no existen partidos pasados, ni humillaciones. Tampoco importa lo bien que estés jugando; cede un palmo de terreno y olvídate de los tres puntos.

La fortuna sonrió al Lega en la primera mitad

Salió aguerrido el Leganés, portando la vestimenta de resistente en feudo blanco. Pero ondean otras banderas en el césped de Chamartín. La llegada de Lopetegui ha supuesto un vuelco al esquema merengue; donde hubo galopadas, ahora hay posesión. Una apabullante posesión que llegó a ser superior al 80% para los locales, lo que significa -por aplastante lógica- que el equipo de Pellegrino solo tuvo el balón en sus pies un 20% del tiempo de la primera mitad. Demasiado poco para un equipo en una Primera División.

Real Madrid - Leganés (4-1)
Guido Carrillo celebra su primer gol, de penalti, en LaLiga Santander con el Leganés

Aun así, la imagen del primer tiempo fue más ajustada de lo que puedan decir las estadísticas. El Leganés, con su presión arriba bien marcada, dejó que el Real Madrid tanteara el área del ‘Pichu’ Cuéllar. Asensio perdonó la primera del encuentro, pero ayudó en la tarea de darle ritmo a un partido que comenzó pausado. A pesar de la constante seguridad en defensa pepinera, los vikingos siempre llegan a la costa. Atacan e invaden. En un centro cruzado de Carvajal, Bale aprovechó un pase extraordinario para aumentar su estado de gracia y poner el 1-0 en el marcador. Pronto, pero justo.

El cuadro de Pellegrino, demasiado confiado en estas primeras jornadas con el juego aéreo, pecó en exceso de lanzar balones arriba en busca de un Carrillo que, obviamente, no volaba por encima de dos torres llamadas Ramos y Varane. Como el éxito no llegó por el aire, la suerte se acercó a ras del suelo. Cometida una falta por Casemiro en el área, Carrillo puso las tablas en el marcador desde los once metros batiendo al debutante Courtois y el resultado no se movió más en una primera mitad donde los equipos guardaron fuerzas para el segundo asalto.

El VAR mermó las esperanzas pepineras

El equipo de Pellegrino pudo soñar con un partido completamente nuevo en la segunda mitad, pero ese sueño se disipó nada más rodar el balón de nuevo. Desde un centro de Asensio desde la izquierda, el gol de cabeza de Benzema se anuló en un primer momento por entender que el francés se benefició en un forcejeo con Jonathan Silva. Pero el VAR avisó al instante del error de Jaime Latre, que rectificó tras ver la jugada y concedió el 2-1 para los blancos.

Real Madrid - Leganés (4-1)
Jaime Latre haciendo uso del monitor del VAR para validar el gol de Benzema

Al contrario que Getafe y Girona, el Lega no bajó los brazos tras volver a encontrarse por debajo en el marcador. Buscó reponerse lo antes posible para no bajar el ritmo y el tono. Metió presión a la defensa local, que cometió más fallos de los habituales y el conjunto blanquiazul se vino arriba. Pero el ‘9’ madridista tuvo su noche. En una pared con Modric, Benzema lanzó un fuerte disparo desde la frontal del área para clavarla al palo derecho de Cuéllar, que no pudo hacer nada para evitar el gol. Con media hora por delante, al Leganés se le hizo el partido cuesta arriba y Chamartín no es un lugar para caer desde las alturas.

Un penalti de Bustinza sentenció el encuentro

Si un 3-1 es un resultado difícil de igualar, una mala acción de Unai Bustinza complicó hasta lo imposible una épica pepinera. En un balón que se marchaba por línea de fondo, el zaguero del Leganés placó a un Asensio que, probablemente, hubiera dejado salir el balón. Ejecutó Sergio Ramos con sangre fría, y no falló. 4-1. Un castigo muy doloroso para un equipo que intentó dar la mejor versión posible. Pero hay días que las cosas no salen.

Con el resultado más que favorable, el Madrid bajó un par de marchas y dejó respirar a un malherido Leganés, lejos de poder sacar algo más que el honor por las puertas del Bernabéu. Ni siquiera los cambios pudieron dar una mejor imagen; habrá que esperar dos semanas para encontrar mejoría en el cuadro pepinero.

Siempre nos quedará Butarque

Tras el parón de selecciones, volverá a rodar el balón en Butarque. Será el domingo 16 contra el Villarreal, equipo que el año pasado dio muchas alegrías a la afición de Leganés y que, en esta temporada, no ha comenzado de la mejor manera posible. Bonito duelo el que se espera en el sur de Madrid para dar un empujón en este tramo inicial de LaLiga Santander.

 

193 views

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *