Jornada 26 de LaLiga Santander

Fútbol: El Leganés sabe sufrir y ya está a diez puntos del descenso

FÚTBOL. PRIMERA DIVISIÓN. JORNADA 26. El Club Deportivo Leganés vence por la mínima en Butarque frente a un Levante que mereció más y acabó desquiciado. El cuadro de Pellegrino se adelantó pronto con un tanto de Óscar y sufrió el resto del encuentro.

Acertaba el Club Deportivo Leganés con la publicidad del encuentro frente al Levante. “De profesión, pepinero”. O periodista deportivo en un club humilde. En este caso, viene a ser lo mismo. La guerra ha terminado y, con ella, los lunes de fútbol. Pero la lucha sigue. Nunca cesa en “la otra Liga”. La entidad blanquiazul, que ha doblado esfuerzos para llenar Butarque, ya puede atribuirse el éxito de haber llenado un campo de fútbol en un lunes que, desde agosto, no volverá a ser día de fútbol.

Sobre el terreno de juego, dos equipos igualados en estadística. Ambos con 30 puntos -7 por encima del descenso-, vecinos en la tabla -14º y 15º antes del encuentro- y con promedios calcados. El Levante, algo más goleador. El Leganés, una roca en defensa, pero ambos con mucho que decir en este tramo esencial de campaña.

El Leganés se impuso al inicio

La igualdad estadística, que no deja de ser un mero espejismo en el fútbol real, dio paso a la igualdad sobre el terreno de juego. Las imprecisiones marcaron el inicio del encuentro. Los de Pellegrino, ligeramente más metidos en el juego, fueron pase a pase intentando hacerse un hueco entre la defensa granota.

Llegó el minuto 5, y llegaron los aplausos. Entró la grada de animación -que decidió entrar con retraso como protesta- y puso calor en la fría noche de Butarque. El Leganés tiró de coraje para llenar un estadio un lunes y la comunión en las gradas fue más notable que nunca. Sobre el escenario, el verdadero escenario, los pepineros tiranizaron el balón. Braithwaite y Recio perdonaron el gol en sendas ocasiones, pero dejaron claro que los locales iban a por los tres puntos.

Jornada 26 de LaLiga Santander
Óscar, segundos antes de marcar su gol / LaLiga

Cuando más cerca estuvo el Levante del área rival, más le quemó el balón. En una falta botada en el balcón del área, un mal recurso provocó el contraataque pepinero orquestado por Rubén Pérez, que colgó el balón hacia arriba. Tras la salida de Aitor Fernández, el rechace fue recogido por Óscar que, con la zurda, cruzó un balón alto al interior de la red. Contra de manual, gol y locura en la bombonera blanquiazul.

Equilibrio hacia el final de la primera mitad

Los visitantes fueron quitándose el polvo y reaccionaron a tiempo. Buscaron las bandas como forma de llegar al área. Balones rápidos y buscando al segundo hombre en punto de castigo. Marca de la casa. De la fórmula levantina llegó la primera gran ocasión para los hombres de Paco López; Borja buscó a las espaldas de Omeruo a Jason que, a bocajarro, pudo haber igualado el encuentro de no ser por la gran intervención de Cuéllar que arrancó la ovación en Butarque.

Jornada 26 de LaLiga Santander
Braithwaite disputando un balón durante el encuentro / LaLiga

Los pepineros perdieron la posesión, pero eso no les incomoda nunca. Perdieron chispa arriba pero seguían firmes en defensa. Tal vez notaron la ausencia de En-Nesyri, pero la sociedad Braithwaite-Carrillo hizo su trabajo. A las puertas del descanso pudo igualar el Levante, pero el disparo de Bardhi se estrelló en la madera. Fortuna para Cuéllar y aviso para todo el equipo, que en cierta medida agradeció el paso por vestuarios.

El Levante empujó en la segunda mitad

El inicio de la segunda mitad estuvo marcado por otra jugada de peligro del Levante que, de nuevo, se vio frustrada por la imposibilidad de Bardhi y Mayoral para llegar a un balón que se paseó por el área. El fútbol te priva en ocasiones del gol, ya se por juego o mala fortuna.

Los granotas asediaban en los peores minutos del Leganés y la afición tuvo que salir al rescate. De profesión, pepinero. Ya saben. Óscar, autor del gol, buscó el segundo en la primera ocasión del equipo en mucho tiempo. La sensación era que el empate estaba más cerca que la ampliación de distancias, pero el Lega supo resistir.

El Leganés luchó y supo aguantar el aluvión granota / LaLiga

Los valencianos perdonaron mucho y lo lamentarán durante mucho tiempo. Tuvieron dos ocasiones donde el gol era más probable que la pifia, pero los errores de la delantera visitante y la fe de una descompuesta zaga local evitaron daños mayores para los de Pellegrino. El equipo respiraba y la grada suspiraba desquiciada. No se sabe cuál fue el momento exacto, pero en algún minuto de la segunda mitad se dejó de temblar de frío.

El Leganés se conformó con el 1-0

Pellegrino sacrificó una pieza arriba para meter más fuerza en el centro del campo. El cambio de Merino por Carrillo se vio pronto seguido por el de Tarín, que sustituyó a un Diego Reyes que no tuvo su mejor partido. El objetivo era mantener la victoria por la mínima. Triunfo bajo mínimos y tres puntos en casa. Suficiente, aprobado raspado y a otra cosa.

Instantes finales de un partido de infarto / LaLiga

En el transcurso de los minutos hasta el pitido final, el Leganés probó a sorprender. El Levante, impotente, fue agotando las últimas oportunidades para no irse de Butarque con las manos vacías. Y, de nuevo, la afición echó un capote al equipo cuando más lo necesitaba. Lo justo para aguantar unos minutos más. En un minuto pudo hacer el 2-0 y, justo después, tuvo que cortar una contra. Cosas del fútbol, cosas del sufrir.

Atlético, próxima rival

Con la victoria del lunes, el Leganés se sitúa en una cómoda undécima plaza con 33 puntos, a diez del descenso y a cuatro de Europa. Se dice pronto. Certificar el buen momento del equipo pasará por el Wanda Metropolitano, el próximo sábado, a las 16:15.

393 views
Ads

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail