Captura del pleno extraordinario celebrado el 5 de febrero. Foto: LGMedios

En el pleno extraordinario, celebrado el pasado 5 de febrero, asistieron 9 ediles presencialmente para evitar problemas de conexión. Sin embargo, la corporación municipal encabezada por el PSOE, ha indicado que pusieron en grave riesgo al resto de los asistentes.

Durante la celebración del pleno ordinario de hoy 11 de marzo, se ha votado en el primer punto del orden del día la aprobación del acta del pleno extraordinario, celebrado el pasado 5 de febrero, en el que se hace constar que “se ofreció la posibilidad a los concejales de asistir presencialmente a la sesión si tuviera problemas para asistir a la videoconferencia. Los concejales señalados en la lista, sin que a este Secretario le conste problema técnico alguno, se personaron en la Sala de Juntas al objeto de participar como concejal en la sesión sin respetar la distancia social recomendada”.

Este apartado del acta ha motivado críticas abiertas por parte de la oposición, en las que ha coincidido Miguel Ángel Recuenco (PP), Carlos Delgado (ULEG) y Oscar García (Unidas Podemos – IU) que han reprochado a la corporación que, como organizador de la sesiones, ha de ser la responsable de garantizar la seguridad de los asistentes, haciendo hincapié en que incluso hubo un momento que el propio alcalde cerró las ventanas para no escuchar las quejas de los trabajadores municipales, incumpliendo las medidas de seguridad.

Este es un problema que se sufre desde hace un año y al que aún no se ha dado solución, algo que han reclamado en varias ocasiones por parte de los concejales de la oposición, quienes destacan que ha tenido tiempo suficiente la alcaldía para habilitar el salón de plenos y realizar las sesiones plenarias de forma presencial.

Sin embargo, el problema ha quedado desoído por parte de la corporación municipal. Laura Oliva (PSOE) ha intervenido para asegurar que fueron los ediles de la oposición que asistieron los que pusieron en grave riesgo a los que ya se encontraban en la Sala. Sin embargo, no hay un procedimiento establecido, ni se ha determinado que los ediles tengan que notificar los problemas de conexión al Secretario para poder asistir.

Según Carlos Delgado (ULEG), “es un derecho de los concejales asistir cuando no tienen buena conexión, no tienen que pedir permiso al Secretario”. Argumentaciones que no han sido suficientes para rectificar la mencionada acta, que ha sido aprobada tal y como estaba con los votos a favor de PSOE, Leganemos y Vox, la abstención de Ciudadanos, y los votos en contra de PP, ULEG y Unidas Podemos – IU.

Related Posts