Las Casas de niños de Leganés lanzan un SOS por falta de docentes

Denuncian la falta de profesores en las Casas de niñas de Leganés: “tres profesores no es un lujo, es una necesidad”.

Publicidad

xxx

Solo una de las cuatro Casas de niños de Leganés cuenta con su personal docente al completo. Con una media de 30 niños en cada centro, el cuerpo docente se compone de dos profesores titulares -uno en cada una de las aulas- y uno de apoyo. “Tres profesores no es un lujo, es una necesidad”, asegura Silvia Guerrero, directora de Zona de las Casas de Niños de Leganés. 

Ejemplo de las consecuencias de la falta de profesorado es la propia Casa de niños Pinos que tuvo que cerrar los días 11 y 12 de marzo por la baja de una de las profesoras. “No tengo personal en otras casas con las que poder cubrir esa baja y una sola profesora no puede estar a cargo de los niños y sola en el centro”, explica Silvia Guerrero quien recuerda que la bolsa de trabajo municipal está bloqueada.

Y no solo eso, en el día a día pueden verse los problemas. La Casa de niños Burbujas tiene 20 alumnos de 3 años y 14 alumnos de entre 1 y 2 años, que actualmente cuentan con una sola profesora optando por un aula mixta: “la mayoría de ellos tienen pañales y una necesidad muy grande de atención. Aunque los mayores se hacen cargo de los más pequeños, no debería ser así y para una profesora es demasiado trabajo”. 

Problemas en la contratación

Encargada de los cuatro centros, Silvia denuncia que los problemas vienen arrastrados desde principios de curso. “Tuvimos que abrir Burbujas en octubre porque hasta septiembre no supimos si tendría o no sustituta la profesora de baja” mientras que en la misma escuela falta una profesora desde hace meses porque no sigue sin cubrirse la plaza de una liberada sindical. “Siempre nos ponen la misma excusa: la Intervención”.

Ahora, el Consejo Escolar de la Casa de niños Burbujas ha registrado un escrito ante el Gobierno local ante la incertidumbre por el futuro de la única profesora que tienen: su contrato por baja de maternidad termina el 30 de marzo tras lo cual, la profesora titular se tomará previsiblemente una baja por lactancia y vacaciones para finalizar el curso. Ninguna de estas dos las cubre el Gobierno local, y en este caso supondría el cierre del centro hasta que hubiera personal. “Nos han dicho que podría llegar una nueva profesora el 1 de abril pero no nos garantizan nada”.

“En Leganés siempre se ha apostado por escuelas infantiles y ahora lo están dejando morir“, denuncia Silvia quien ha tenido que trasladar su ‘oficina’ a la Casa de Niños Burbujas para apoyar a la única docente del centro estos meses. “Es muy feo porque está en juego la educación nuestros hijos. Queremos ofrecerles una educación de calidad y los proyectos de las Casas de niños están cada vez más en peligro”. 

Related Posts

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Última hora