Vacunación COVID en el Wanda Metropolitano. Foto: Comunidad de Madrid

La presidenta Isabel Díaz Ayuso achaca a la falta de dosis no poder avanzar en el ritmo de vacunación, el cual ha calificado de «excelente». «No llegan vacunas y encima hay cambios de criterio».

El ritmo de vacunación comienza a coger fuerza. Ayer la Comunidad de Madrid alcanzó el récord de vacunas de 50.000 y este fin de semana se espera alcanzar las 55.000 al día con los nuevos centros de vacunación añadidos. Un ritmo que la propia presidenta de la Comunidad de Madrid ha calificado como «excelente» a pesar de que, según ha confesado ella misma y parte de la comunidad médica, no es el ideal.

Cabe destacar que el Gobierno nacional ha señalado abril como el «punto de inflexión» en el ritmo de vacunación puesto que se espera la llegada de cerca de 5 millones de dosis de Pfizer para toda España este mes. Además, la pasada semana llegaron un millón de dosis más de Moderna para repartir entre los gobiernos regionales. «Cuando haya más vacunas, vamos también a ofrecer vacunar en fin de semana y entre semana en muchos centros de salud. No se pueden todos porque son numerosísimos en la Comunidad de Madrid, pero sí en muchísimos vamos a hacerlo», anunciaba Ayuso.

«Madrid tiene un ritmo de vacunación excelente pero el problema que estamos sufriendo todos es que no llegan vacunas y encima hay cambios de criterio», ha asegurado Ayuso en una entrevista en Onda Madrid en relación a la paralización de la vacunación con Astra Zeneca a los menores de 60 años y mayores de 65. “Lo que no se puede hacer es cambiar de criterio, dar palos de ciego y crear inseguridad constantemente”, ha añadido tras confirmar que se han descitado a las personas que tenían cita para vacunarse y que no cumplen esos requisitos.

«Nosotros hemos defendido siempre que, en el caso, por ejemplo, de AstraZeneca se pudieran vacunar a las personas mayores de 60 años, a todas, porque era muchísimo mayor el beneficio que el riesgo. Y luego el Gobierno fue quien decidió que primero que no se podían hasta 55, después que ahora ya solo se pueden entre 60 y 65…»

— Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid.

Críticas al Plan de vacunación madrileño

Precisamente en esta misma mañana de jueves, la Asociación Madrileña de Enfermería se encuentra presentando un plan alternativo al presentado por la Comunidad de Madrid hecho para la ciudad de Getafe. En él se resaltaba la importancia de «vacunar a destajo» en los centros de salud tanto entre semana como los fines de semana. «Es nuestra única forma de conseguir la inmunidad y parar la pandemia, hay que vacunar más», aseguraba un portavoz de la plataforma.

En este sentido, destacaban la necesidad de que la vacunación se haga en los centros de salud y no en «vacunódromos» como el Wanda Metropolitano, el Hospital Enfermera Isabel Zendal o, ahora, el Wizink Center. «Desde Getafe al Hospital Enfermera Isabel Zendal se tarda media hora en coche y una hora y media en transporte público cuando los centros de salud están mucho más cerca». Sobre esto último, la Comunidad de Madrid ha comenzado a ceder y en la jornada de ayer anunciaba que los hospitales de la zona sur, entre los que se incluyen el Hospital Severo Ochoa de Leganés, se añadirán a los puntos de vacunación. Por ahora, estos administrarán dosis de Astra Zeneca a los pacientes entre 60 y 65 años.

Finalmente, este plan recogía la necesidad de tener un protocolo para el caso en el que «sobren dosis porque la gente no acuda a la cita» teniendo una agenda de personas «en reserva» a las que poder citar; así como un protocolo para vacunar a la gente sin papeles: «por ahora no están poniendo trabas para vacunarlos pero existe el problema de la falta de un listado oficial o la reticencia que puedan tener para acudir a un centro sin tener los papeles. Hay que hacer campañas. Protegerles es protegernos todos».

Related Posts