9.6 C
Leganés
lunes, 17 mayo, 2021

El miedo y la soledad invaden la larga espera para la vacuna

- Publicidad -

La vacuna ha llenado de esperanza a todos después de uno de los peores años de nuestras vidas, sin embargo la espera ante el ansiado pinchazo y la obtención de la inmunidad se ha vuelto eterna para muchos.

- Publicidad -

La ansiedad, el miedo y la incertidumbre han sido los sentimientos que más se han compartido entre la población desde el pasado año. Ni siquiera los médicos ni expertos conocían qué podría pasar con el coronavirus, cómo se podría controlar o cuándo se podría tener la cura. Pero algo sí se repetía: la población de más de 70 años estaba en mayor riesgo. «Las noticias eran muy pesimistas y sentía tristeza porque la falta de libertad me generaba claustrofobia«, explica María del Carmen de 73 años, quien destaca que nunca había pasado por un sentimiento igual: «salía poco con la mascarilla y mucho gel deseando volver a casa para no contagiarme pero por las noches salía a aplaudir».

«En el confinamiento tenía mucho miedo, en la televisión repetían que era peor para los mayores de 80 y luego se ha visto que ha muerto gente de todas las edades», asegura Carmen, vecina de Leganés de 81 años, quien ha pasado sola el aislamiento de la COVID. «En las familias se ha pasado mal por los colegios o los trabajos… aquí nadie me puede contagiar porque no hay nadie, pero tampoco puedo hablar con nadie. Hacía videollamadas con mis hijas y mis nietos pero los días se hacían muy largos».

- Publicidad -

Y es que la espera ha sido muy larga hasta que al final ha llegado la esperada vacuna, la cual ha sufrido un gran número de imprevistos que ha ralentizado su plan haciendo los meses más largos y la espera aún más agónica.

Antonia, vecina de Leganés a la espera de la vacuna. Foto: Amanda Silva

Pasados los meses, el miedo ha seguido presente, «está metido y no se nos va». «No sabíamos a los que nos enfrentábamos al principio de la cuarentena», recuerda Antonia, vecina de 83 años de Leganés quien ha sentido una ansiedad que no la deja dormir ni retomar su rutina diaria: «tengo que salir a por la compra y no lo puedo hacer por miedo a juntarme con la gente». «Los mayores guardamos las normas mejor porque no nos encierran, nos encerramos», asegura Carmen quien señala que es ella misma la que se retiene en su casa. «Con todo el desmadre que se ve en la televisión, tú misma te autorretraes, no vaya a ser que por una tontería te contagies».

A la espera de la vacunación

Ante esta situación, desde que empezara 2021 las vacunas han sido el preciado bien que todos queríamos tener en nuestras manos, y es que con ellas se ha comenzado a ver la luz al final del túnel. «Tengo muchas ganas de que me vacunen y ver el final de la pandemia», explica Antonia quien espera aún recibir la ansiada llamada de su centro de salud.

María del Carmen, de 73 años. Foto: David Collado

Ir al cine, viajar, salir a la compra sin miedo o dar un abrazo a sus familiares son algunas de las tareas que más quieren retomar. «Lo primero que voy a hacer cuando esté inmunizada será abrazar a mis hijos y mis nietos, que me hace mucha ilusión, e ir recuperando la vida que teníamos poco a poco», añade María del Carmen. Algo que, por ejemplo, Carmen no está segura de cuándo lo podrá retomar pues «vacunarme no implica que yo no pueda contagiar, y mi gran miedo es contagiar. No volveré a la vida normal hasta que mi familia no esté inmunizada por completo».

«Nos van a dar salida y no nos lo vamos a creer», asegura Carmen quien ya ha recibido la primera dosis de la vacuna. «Te alegras de que te llamen y estás deseando que te la pongan para salir de este encierro, pero no dejas de estar intranquila porque puedes contagiar a los demás». Una opinión que comparte Antonia: «creo que tendré menos miedo de salir a la calle para que nadie me pueda hacer mal y yo tampoco a nadie».

Related Posts

- Playlist de videos -

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Aroa Díaz
Periodista. Con experiencia en medios digitales nacionales como redactora (El Diario Fénix, El Confidencial Digital, Europa Press, Cambio 16 y Hearst España), dirige y escribe en el área política y social para Leganés Activo.
- Publicidad -