Nave industrial abandonada en Arroyo Culebro. Foto: ULEG

Los vecinos de Arroyo Culebro denuncian la peligrosidad de esta nave abandonada hace ya diez años, sin vallado ni identificación de los pozos

El partido local de Leganés, ULEG, ha mantenido una reunión con los vecinos de la calle Griñón del barrio de Arroyo Culebro, afectados desde hace más de una década por la construcción y posterior abandono de una nave industrial en una parcela colindante a sus viviendas. La misma que fue denunciada días atrás por la existencias de pozos sin tapar ni identificar y por carecer de vallado perimetral.

Según les han trasladado los vecinos, la constructora obtuvo la licencia de obras en 2008 y comenzó a edificar lo que serían locales comerciales. Sin embargo, el Ayuntamiento paralizó rápidamente los trabajos por construir a una altura mayor de la autorizada. Desde entonces, se abandonó y comenzó para ellos un continuo “peregrinar” por los juzgados y administraciones, sin obtener aún la respuesta deseada que no es otra que la de derribarlo.

Asimismo, en un informe de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid de julio del 2011 se informa de que al incumplimiento de sobrepasar la altura máxima de la edificación se uniría que tampoco cumplía con lo recogido en la normativa vigente en el momento de la concesión de la misma, al autorizarse el adosamiento de este ediFicio (nave industrial) por la parte posterior con las parcelas colindantes sin guardar los 3 metros Fijados por las Ordenanzas del correspondiente Plan Parcial.

En Unión por Leganés- ULEG han podido comprobar que posteriormente se solicitaron nuevas licencias para realizar las obras por parte de la empresa Metreón S.L para adaptarse a las normas de retranqueo pero realmente nunca se llevaron a cabo dichas  modificaciones en el edificio. “Dicha licencia ya ha caducado y es el momento de “tomar cartas” en el asunto”, destacan desde el partido.

Reunión con la concejala de Urbanismo

ULEG recuerda que hace años son innumerables las quejas que se tienen de esta parcela por muchos ciudadanos del barrio. Así, el verano pasado se llegó a ocupar la nave y hubo una serie de altercados con intervención policial en reiteradas ocasiones. Cabe destacar que, a pesar del abandono de estos años, en esta semana, el Ayuntamiento de Leganés ha procedido a su desbroce.

Su situación actual no cumple con las condiciones mínimas de seguridad ni de salubridad: cualquier persona puede acceder al interior de la nave porque carece de vallado, hay un andamio de obra que llega hasta el tejado, existen varios pozos de alcantarillado sin tapar (algunos con una profundidad de casi 2 metros), registros para cableado descubiertos siendo además una zona de paso a uno de los centros educativos del barrio y una de las calles más transitadas de la zona.

“Un día puede pasar algo grave. No nos parece descabellada la petición de estos vecinos para que el Ayuntamiento de Leganés actúe de oficio dadas las circunstancias. Si el propietario no lleva a cabo las debidas actuaciones, pues habría que demolerlo pensando en la seguridad de los vecinos y después “pasarle la factura”

— Mercedes Neria, concejala de ULEG

Durante la reunión mantenida con los vecinos, estos también recordaron a ULEG que la asociación de vecinos del barrio habría solicitado una reunión a la mayor brevedad posible con la concejalía de Urbanismo por este asunto. “Espero que tengan a bien recibirles para dar carpetazo definitivo a un asunto enquistado hace años”, finaliza la edil Neria.

Noticias relacionadas