Escuela Infantil Jeromín en Leganés

La comunidad educativa se mantenía en vilo pues conocía la intención de este cierre desde marzo, pero no ha habido ningún tipo de anuncio oficial hasta ahora

El alcalde de Leganés, Santiago Llorente (PSOE) ha anunciado nuevas obras en la E.I. Jeromín para “rehabilitar el edificio” con más de dos décadas de historia, y la retirada del amianto de la estructura, denunciado desde hace más de cinco años. Estas tendrán lugar en el próximo curso, 2022/2023 y provocará el cierre de la escuela durante todo el curso “para evitar convivir con el amianto”.

Estas obras no son algo nuevo. El plan para llevarlas a cabo llegó al Pleno en 2018 donde se aprobó el gasto de más de medio millón para realizarlas con la intención de que fueran durante el verano, evitando así tener que cerrar la escuela. Sin embargo no se había vuelto a conocer nada acerca de esta rehabilitación hasta un consejo escolar celebrado el pasado mes de marzo: “lo que nos dijeron es que las obras tendrán la duración de un año completo a partir de julio de 2022 que duraría doce meses, como mínimo” a pesar de que el presupuesto y la obra serán las mismas.

La comunidad educativa de la Escuela Infantil Jeromín (San Nicasio) se encuentra muy molesta por esta decisión pues la solución para que la escuela siga dando clases durante el curso que estará cerrada será trasladar a los alumnos a una escuela del barrio de El Carrascal. “Nos mandan a la otra punta de Leganés en lugar de buscar un lugar en el barrio”, lamentan desde el Consejo Escolar de la entidad pidiendo que se minimice el impacto reduciendo el tiempo de la obra o eligiendo otro centro para que se continúen las clases en el mismo barrio.

Así, familias de la escuela infantil denuncian que se han encontrado con este inesperado plan a la hora de hacer las inscripciones de la escuela para el próximo año. “Cuando fui a hacer la matrícula online venía un aviso que determinaba ya este cambio para el próximo curso”, explica un padre que acaba de inscribir a su bebé en la escuela, “esto ha hecho que algunos nos lo pensáramos porque la escuela alternativa no está cerca y rompe los esquemas que teníamos”.

“A las escuelas infantiles les cuesta siempre mucho retener a los alumnos en el segundo ciclo (de 3 a 4 años) y suelen pedir plaza en los colegios. Con este cambio hacen mucho daño al proyecto del Jeromín que tendrá un problema añadido para que las familias se queden en este segundo ciclo, por lo menos durante dos o tres años porque quienes estamos aquí a lo mejor el segundo ciclo nos lo pensamos, los que quieran entrar no lo harán… cuando quieran volver les costará”.

No obstante, aún no ha habido ningún anuncio oficial más allá del escueto mensaje que el alcalde, Santiago Llorente, ha dedicado en su discurso inicial del Estado de la ciudad en el que no se ha detallado nada más que el motivo de estas obras anunciando el cierre que tendrá lugar en el curso 2022/2023.

Noticias relacionadas