La incidencia del coronavirus en Leganés aumenta exponencialmente. Ya ha superado el umbral de los 500 casos por cada 100.000 habitantes y continúa en ascenso

Los infectados por coronavirus en estos momentos en Leganés superan las mil personas, lo que significa una incidencia de 535,28 contagios por cada 100.000 habitantes. Se trata de números que superan el pico máximo de la cuarta ola, en mayo de este año, cuando todavía la vacunación era mínima pero la movilidad también. Ahora, la relajación en el uso de las mascarillas y las vacaciones de verano están dando como consecuencia este aumento.

Según los datos de la Red de Vigilancia Epidemiológica de la Comunidad de Madrid, en este mes de julio el aumento de los contagios ha sido exponencial, acercándonos a la incidencia que hubo en la segunda oleada de la pandemia, aunque con una menor mortalidad. Un aumento que se está dando en todos los municipios de nuestro alrededor, preocupando sobre todo Fuenlabrada que supera los 700 casos por cada 100.000 habitantes.

La Incidencia Acumulada a 14 días global de la Comunidad de Madrid (entre el 12 y el 25 de julio) se sitúa en 717,2 casos por cada 100.000 habitantes. Esta es mayor en los grupos con menor índice de vacunación como puede ser de 15 a 24 años (2.217,8) y de 25 a 44 años (1.004,1). Sin embargo, entre los mayores de 65 años apenas hay 178,1 casos por cada 100.000 mientras que entre la población de 45 a 65 años hay una IA de 344.

En cuanto al caso de Leganés, los barrios han sufrido este aumento de forma generalizada dibujándose una curva exponencial que recuerda a la tercera ola del virus, que se detectó en el pasado mes de enero. Zonas como Huerta de los Frailes, Europa, Los Pedroches o Mendiguchía Carriche han duplicado su incidencia en la última semana. 

Marie Curie (La Fortuna) es la zona con menor incidencia, a pesar de lo cual cuenta con 337,38 casos por cada 100.000 habitantes. No obstante no es un buen dato pues supera el umbral de la alerta naranja que la Comunidad de Madrid marcó como incidencia mínima para comenzar a implantar medidas. 

A pesar de haber superado este umbral, desde el gobierno regional no ven «lógico» implantar medidas de restricción cuando la mitad de la población se encuentra vacunada por lo que no se llevarán a cabo. Restricciones que en otras comunidades están empezando a tomar como toques de queda o las limitaciones de acceso en los interiores de los establecimientos. 

Noticias relacionadas