Elaboración de los menús solidarios. Foto: Aroa Díaz

Dos bares de Leganés reparten menús solidarios para las personas más vulnerables tras el cierre de Paquita Gallego en el mes de agosto

Son las doce de la mañana; en la calle, el sol cae implacable con temperaturas que ya hacen sudar a quienes se atreven a dar un paseo. Miguel, nombre ficticio, abre la puerta del bar ‘Los sintecho de Matías’ de Leganés, donde 16 bolsas están esperando a sus dueños. “Hola, vengo a por mi menú”, pide en la barra del bar donde una dicharachera Joaquina le entrega la bolsa mientras Antonio le busca en la lista para confirmar su llegada.

La puerta no hace más que abrirse a estas horas de la mañana. Son las 2 y prácticamente todos los menús han sido repartidos, así, Antonio escanea la lista de los beneficiarios para enviarla a Servicios Sociales y dar cuenta de quienes han acudido a recoger su menú diario. “Se ha previsto una cantidad mayor de los menús que son por si fuese necesario”, aseguran desde el Ayuntamiento.

Todos los menús constan de dos platos, postre, pan y una botella de agua, además de un bocadillo que los bares añaden por su cuenta. “Veíamos que se queda muy justo y le hemos añadido nosotros este bocadillo a sugerencia de algunos usuarios”, cuenta Joaquina. Lo mismo ocurre en ‘Los solidarios de Matías’. 

Menús solidarios. Foto: Aroa Díaz

Se trata de la iniciativa para suplir el cierre del comedor social Paquita Gallego durante el mes de agosto. Menús más que suficientes, financiados por Cáritas -a través de un convenio con el Ayuntamiento de Leganés– y repartidos por los dos bares de Matías, para cada una de las más de treinta personas derivadas por Servicios Sociales. 

Precisamente Servicios Sociales ha sido la entidad encargada de avisar a cada uno de los beneficiarios. “Me llamaron para decirme dónde tenía que ir”, asegura una de las personas que acudió el pasado lunes a por su menú, “me dijeron que empezaban el lunes aunque también los repartieron el domingo”. Y es que, un error en la comunicación hizo que el primer día solo acudieran 10 personas a por sus menús mientras que en lo que va de semana se reparten prácticamente la totalidad de los asignados.

Noticias relacionadas