Sillas robadas de un bar de Zarzaquemada. Foto: Cedida

Han denunciado el robo de 18 sillas de un bar del barrio de Zarzaquemada de Leganés. El dueño acababa de relevar la gestión del bar.

Un bar del barrio de Zarzaquemada ha denunciado el robo de una torre de 18 sillas de bar pertenecientes a su terraza. Un insólito robo cuyo objetivo, intuyen los dueños, es revender el mobiliario en plataformas de compraventa. «El lunes cerramos por descanso del personal y cuando el chef abrió el martes vio que faltaban las sillas. Me llamó para saber si las había guardado en otro sitio y vimos que no estaban», explica el dueño del bar a LEGANÉS ACTIVO.

Rápidamente el dueño acudió a comisaría a interponer una denuncia por robo «pero no sabemos nada». «Es raro que nadie haya visto nada», añade, y es que el bar se sitúa en la calle Rioja rodeado de edificios de pisos (C/ La Rioja). «Una torre de 18 sillas ocupa más de dos metros. Pudieron acceder con una furgoneta pero alguien tuvo que ver algo». Hasta ahora, no se han encontrado testigos del robo.

El robo ha supuesto un verdadero quebradero de cabeza para su dueño. «Acabamos de coger la gestión de este bar; el dueño anterior ponía las sillas en el mismo sitio y nunca le pasó nada», declara. «Ahora estamos usando las sillas que nos ha dado una compañía de cerveza en promoción», matiza, agradeciendo poder tener mobiliario para seguir abriendo la terraza en estos momentos.

Otros robos de mobiliario de bares

Este no ha sido el primer bar al que le roban las sillas del que ha habido noticias en Leganés. Según han denunciado varios establecimientos, ellos también han sido víctimas de robos de este mobiliario en alguna ocasión. «Sabemos de otros bares a los que les han robado pero no en esta semana sino hace tiempo», destaca el dueño, descartando a su parecer que se trate de una banda o algo organizado.

No obstante, los dueños piden que se esté alerta en las aplicaciones y sitios web de venta de segunda mano por si aparecen sillas sospechosas. «Queremos encontrar las sillas aunque no tenemos esperanzas», reclaman.

Noticias relacionadas