Ayuntamiento de Leganés. Foto: Lito Lizana

Han registrado una alegación con un nuevo reparto de los 9,5 millones de euros de superávit

El Ayuntamiento de Leganés en su sesión plenaria de 19 de agosto de 2021 aprobó modificaciones presupuestarias para la aplicación del remanente de tesorería. Según el acuerdo, de 9,5 millones de euros del superávit, gran parte (7 millones) se destinará al pago de deudas, mientras que 1 millón será para Servicios Sociales y el resto al pago de IVA de una operación de terrenos municipales.

Este reparto causó una gran polémica y ha provocado que tanto el PP como la Federación Local de Asociaciones de Vecinos (FLAV) presentará alegaciones. «Se da la paradoja que pretenden amortizar préstamos para solicitar unos nuevos«, explican desde la Federación. Algo que «entendemos que no tiene sentido». Por ello, la entidad pide aumentar lo destinado al gasto social.

«Es necesario atender otras prioridades más urgentes para la ciudadanía y para facilitar la calidad de vida de los vecinos y vecinas de esta ciudad», añaden. Así, han presentado alegaciones haciendo un nuevo reparto de estos 9,5 millones.

  1. 3.000.000 € a Servicios Sociales, para la atención a familias e instituciones sin fines de lucro.
  1. 2.000.000 € a ayudas a la rehabilitación accesibilidad universal y eficiencia energética en los edificios residenciales.
  2. 1.000.000 € a la creación de carriles bici por calzadas, separados y protegidos.
  3. 1.500.000 € a la adquisición de vivienda para alquiler social y crear un parque de vivienda social.
  4. 500.000 € para la apertura y gestión del Albergue Municipal.
  5. 600.000 € para un Programa de Defensa del Menor.
  6. 805.100,84 € para la contratación de profesores y profesoras para los diferentes programas municipales de: Escuelas Infantiles. Escuela de Música, CAID y educación de personas adultas.

Ahora, el Pleno volverá a ser convocado para someter a votación si se aceptan o no las alegaciones. Cabe recordar que actualmente el Gobierno local se encuentra en minoría por lo que, de querer rechazar estas alegaciones, deberá apoyarse en otro partido político. «Nos gustaría estar ante un gobierno local más sensible con los intereses de la ciudadanía», solicita la FLAV.

Noticias relacionadas