Padres y alumnos arrancan el encierro en el Manuel Rodríguez Sales. Foto: Lito Lizana

Un cuarto de los alumnos de la Escuela-Conservatorio de Leganés ha abandonado el centro ante la degradación del servicio, según el AMPA.

A una semana del inicio de curso, la Escuela-Conservatorio de Música de Leganés continúa con un grave problema enquistado: la falta de profesores. En este curso, concretamente, UGT ha señalado la falta de los profesores de saxofón y trombón sin que a día de hoy haya fecha para su cobertura. Además de bajas por incapacidad temporal de larga duración que no se han cubierto, una de ellas se arrastra incluso desde el pasado curso.

En total, cinco vacantes que repercuten directamente en la enseñanza que se está aplicando en el centro. Y es que ante la falta de estos profesores no se podrán enseñar estas especialidades. Según UGT, aún contando con el esfuerzo del resto de plantilla de profesoras y profesores para tratar de que esta falta de personal repercuta lo mínimo posible al alumnado, existen casos en los que el alumnado no podrá dar clase de sus respectivas especialidades instrumentales. Esto podría alargarse durante todo el curso puesto que no hay fecha por el momento para la incorporación del personal que permita solucionar el problema.

Todo ello ha llevado al Ayuntamiento de Leganés a anunciar a los alumnos esta circunstancia. «Nos encontramos con el hecho de que algunas plazas no están cubiertas con personal. Esto significa que algunas de las asignaturas no podrán iniciarse como el resto». Un escrito en el que el Ayuntamiento de Leganés ha reconocido que la Escuela-Conservatorio es un servicio municipal, por lo que deben ser ellos quienes contraten al profesorado. «En cuanto se nos proporcione los recursos humanos técnicos necesarios para cubrir las vacantes, nos pondremos en contacto para comenzar la actividad».

Una situación que lamentablemente no es nueva para el alumnado puesto que ya se ha vivido en los últimos cursos escolares. Tanto es así que el alumnado ha comenzado a mermarse. Ante los constantes problemas y la falta de un proyecto sólido en la Escuela-Conservatorio, muchos han sido los que han optado por irse a otros centros. Así, desde el AMPA se calcula que el 25% de los alumnos se han ido por la degradación del servicio.

Noticias relacionadas