PP exige dimisiones por “convertir Leganés en un refugio de delincuentes”

La falta de efectivos de Policía y la ausencia de un plan especial en fiestas son los argumentos del PP de Leganés contra el concejal de Seguridad Ciudadana, Óscar Oliveira

El Partido Popular de Leganés ha pedido la dimisión del concejal, Óscar Oliveira, ante el aumento de la delincuencia en la ciudad. La petición del Partido Popular se fundamenta, entre otras cuestiones, en los datos divulgados por el Gobierno de España, que indican que las infracciones penales en Leganés han aumentado un 10,6 por ciento en el primer semestre del año, en comparación con el mismo período de 2020.

Publicidad

xxx

Además, tras una reunión con los sindicatos de Policía Local, el PP ha constatado “un considerable aumento de la delincuencia en la ciudad, a raíz de los incidentes violentos registrados en las fiestas de San Nicasio y al saberse que el 60% de los avisos ciudadanos quedaron sin atender por la escasez de efectivos policiales“.

Esto es sin duda la consecuencia de la lucha del cuerpo de Policía Local y el Gobierno. Y es que, a pesar de las promesas del concejal de Seguridad y el alcalde, Santiago Llorente (PSOE), la plantilla sigue sin reforzarse. Desde 2008 no se han abierto las plazas a nuevos policías en Leganés. Así, el PP aprovechará además para denunciar que se siga sin cumplir con la Ley de Coordinación de Policías Locales.

“La Policía Local de Leganés cuenta con excelentes profesionales, pero su plantilla se encuentra seriamente diezmada porque el Gobierno municipal del PSOE, con Más Madrid-Leganemos y Ciudadanos como cómplices, no ha querido o no ha sabido cubrir las 94 vacantes que existen, una cifra mucho mayor de la que se nos había informado hasta ahora”

Miguel Ángel Recuenco, portavoz del PP de Leganés

Falta de planificación

En su moción, el PP pide que Oliveira cese como edil de Seguridad al saberse también que su Concejalía no diseñó un dispositivo especial con ocasión de las fiestas de San Nicasio “ante la más que evidente posibilidad de que se registrasen incidentes violentos en la ciudad, como finalmente sucedió, y ante la previsión de que en La Cubierta, en el recinto ferial y en todo ese entorno confluyese muchísima gente”. Así, recrimina que no se desarrollase un plan más detallado a sabiendas de los riesgos por lo que acusa al concejal y el alcalde de “jugar con la seguridad”.

“Sobran los motivos para que el edil recoja sus cosas, dimita y se marche a su casa. Si no lo hace, Llorente tiene la responsabilidad de relevarlo porque Leganés se ha convertido en una especie de refugio para los delincuentes, que incluso se pasean con total impunidad y machete en mano por el recinto ferial o provocando el pánico entre los vecinos que tranquilamente tomaban algo con sus hijos en el centro de la ciudad”

Miguel Ángel Recuenco, portavoz del PP de Leganés

Noticias relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Última hora