Publicidad - Continúe leyendo

Nuria Rodríguez: «Es muy halagador ver que inspiro a otras patinadoras»

Te recomendamos:spot_img
Publicidad - Continúe leyendo

Con 17 años, Nuria Rodríguez tiene un gran palmarés en la categoría Junior de patinaje artístico en España. Arropada por su familia, la joven de Arroyo Culebro, lucha por seguir creciendo y aprendiendo en este deporte que apenas tiene visibilidad una vez cada cuatro años.

¿Cómo empezaste en el mundo del patinaje?

Empecé con 4 años, todo fue muy rápido. Mi primo hacía esgrima al lado de la pista de patinaje y mi tía me preguntó que si me animaba. A mi me encanta mucho el deporte, en ese momento hacía baloncesto y tenis, así que dije ‘un deporte más, ¡venga, vamos a probar!’. Me acuerdo que tenía mucho miedo al hielo, no me lo esperaba así pero es verdad, me costó muchísimo entrar.

Tengo el recuerdo de estar llorando en un rincón con mi madre consolándome… Mis entrenadores me decían ‘no pasa nada, te vas a caer pero no pasa nada. Tu hermana se está matando por la pista y está de una pieza. Tú puedes hacerlo’. Luego fue un enganche. A los 6 años me subieron al club y empecé a competir hasta que a los 9 años se separó el club de Leganés, me fui a Valdemoro dos años y ahora estoy aquí en Majadahonda. Muy contenta.

¿Cómo fue el paso de perder el miedo al hielo?

Publicidad - Continúe leyendo

Hasta que no asumí que si no me lanzaba no iba a conseguir llegar a nada, no me quité ese miedo. Si patinas te vas a caer menos que si estás parada. Me empecé a animar también al ver a mi hermana y mis primas que también se apuntaron.

¿Habías visto antes a alguien patinar?

No, era muy pequeña. De hecho en ese momento me lo pasaba mejor en el baloncesto porque estaba en el colegio con mis amigos y me gustaba el ambiente. En el patinaje era un deporte individual que jugábamos pero solos, y yo era muy friolera en su momento. Así que lo de estar parada, congelarme y caerme no me entusiasmaba mucho (risas) pero poco a poco.

Nuria Rodríguez
Nuria Rodríguez preparándose para la pista. Foto: Lito Lizana

Tenías todos los ingredientes para irte del patinaje, ¿qué te hizo quedarte?

Sí, sí. Para nada. Pero creo que fue por mi hermana, que ella se lanzara y yo la intentaba imitar, fue lo que me llevó a seguir. Y los festivales a final de curso me terminaron de convencer porque me gusta mucho patinar, interpretar, que la gente disfrute con mi programa. Fue maravilloso para mi. El primer año fue el duro pero me animé muchísimo.

¿Cómo ha sido el apoyo desde casa para que te dedicaras a este mundo?

Publicidad - Continúe leyendo

No me puedo quejar porque mis padres hacen muchos sacrificios por mi. Yo salgo del instituto a las 14.10h, a las 14.30h tengo que entrar al hielo. Ellos trabajan. Me tienen que recoger y venir aquí que tardamos 20 minutos mientras como en el coche. Están muy encima mía para apoyarme en estos aspectos. Siempre al salir a competir mi padre me dice ‘tú disfruta’, algo que me alivia mucho para centrarme solo en eso. Y no solo ellos, mis abuelos, mis tíos, siempre que tengo un campeonato en el grupos de WhatsApp me mandan ánimos y ven los campeonatos que retransmiten. Mi tía Eva los sube todos a YouTube y mi tío Chiqui, me apoya dando visibilidad al patinaje haciendo difusión de mis logros. Son un equipo. Tengo una familia de diez y no me puedo quejar.

Esa frase ‘Disfruta’ es muy importante para que no pierdas de vista que lo que hay que hacer es eso precisamente…

Sí. Me considero una persona muy trabajadora y es verdad que sienta mal cuando tú trabajas y en clase te sale todo pero luego llegas al campeonato, te pilla un mal día y no salen las cosas. Yo en Andorra pillé anginas, cuando patinaba no podía respirar y encima con altura. Me dijo mi entrenador que si veía que no podía, que no pasara nada. Yo salí, hice el programa largo y lo aguanté al final, con eso me quedé muy orgullosa. Es algo que no me arrepiento de haberme lanzado. Luego es que cuando estás haciendo el programa se te olvida todo.

Este es un deporte que se ve una vez cada cuatro años, de hecho ahora se ve bien con los JJOO de Invierno.

Sí, es un horror. Mi tío mueve mucho por la prensa mis logros para dar a conocer que hay más cosas a parte de fútbol y baloncesto. Hay muchos deportistas en esto.

¿Cuáles son tus referentes?

Publicidad - Continúe leyendo

Hasta hace un momento, Javier Fernández obviamente: el chico increíble que hace cuádruples, te deja con la boca abierta y alucinante. Ahora mismo, Latrusova por el hecho de que sabe hacer cuádruples me inspira mucho; Valieva, a pesar de todo lo que está pasando ahora es una chica muy potente; y Yuzuru Hanyu que es una pasada verle y está intentando hacer el cuádruple axel, un elemento muy complicado. Ya de por si el axel es un elemento que es muy técnico y es fácil perderlo, el cuádruple es una pasada.

Nuria Rodríguez
Nuria Rodríguez durante la entrevista. Foto: Lito Lizana

Valieva fue noticia primeramente por el cuádruple que logró en su programa, ¿cómo viste ese elemento?

Fue una pasada. Ojalá consiguiéramos hacerlo porque la sensación que tienes que tener de conseguir un elemento como es un cuádruple, tiene que ser alucinante saber que es un elemento muy complicado que lo has conseguido a base de trabajo. Igual que el triple axel, sería increíble. Ojalá.

¿Te atreverías?

¡Claro! Hace tres años que conseguí por primera vez un triple cherry, que es un elemento también complicado, y me lo plantearon así mis entrenadores: ‘vamos a hacer, a ver quién se atreve’. Me lancé y me caí pero me lo pasaba tan bien que fui a por otro, y a base de práctica lo he conseguido hacer. Creo que es eso: perder el miedo, tener constancia, y te sale solo.

¿Cómo es el proceso de creación de los programas?

Me los montan mis entrenadores. Nos preguntan el estilo de música que queremos y los preparan. Yo ahora llevo música de detectives que me lo sugirió mi entrenador Iván porque me podría quedar bien, y a mi me encanta probar todo tipo de registros y me adapto. Mediante clases particulares o las grupales te ponen la música y lo practicas.

¿Cuándo fue el momento en el que te diste cuenta de que era esto a lo te querías dedicar?

En 4º de Primeria mi madre me planteó que eligiera un deporte: baloncesto, tenis o patinaje. A mi me gusta mucho bailar y el patinaje juntaba los saltos, el deslizarme, el baile… Me decían que patinaba bien y me quedaba cortada porque me consideraba muy normal pero luego me di cuenta de que el verme patinar era para muchos el motivo de decidirse a probar y eso me gustaba.

Has llegado a ser inspiración…

Sí. Hay una compañera que ya lo ha dejado que me dijo una vez que, cuando ella tenía 8 años y yo 9, me vio en una sesión pública de patinaje del Pabellón de Hielo de Leganés haciendo el tonto, jugando, yendo rápido y al final se animó. Luego ha llegado a competir contra mi y todo, y fue muy halagador pensar que la inspiré a patinar.

Nuria Rodríguez
Nuria Rodríguez entrena sobre el hielo para llegar a Rumania. Foto: Lito Lizana

Ahora estoy con la escuela dando clase a los pequeños de 4 años porque me gusta motivar a la gente a que prueben cosas nuevas, que les guste, y que se lancen a patinar.

Ya en cuanto a tus próximos retos, ¿cómo se presenta el calendario?

A principio de temporada tuvimos el campeonato de Aragón donde quedé primera, luego otro en Madrid donde quedé segunda y tuvimos el de España, que pone fin a la primera parte de la Liga. Ahora, hay que centrarse más en los internacionales, fuimos a Andorra y ahora iremos a Rumanía.

Ojalá podamos ir a más internacionales porque es realmente donde aprendes. Aquí son muy buenas todas pero allí es donde podemos ver realmente los triple triples, cuádruples… porque en el patinaje español femenino, esto no lo hace nadie. Salir a fuera, ver lo que se pueden hacer estas cosas y practicarlo es lo que te motiva a seguir.

También hay un sacrificio económico…

Sí. Es muy alto. Entre las botas, las cuchillas, el vestuario… No tenemos patrocinadores. Los internacionales por ejemplo no nos los pagan, y solo la inscripción ya es un dinero. Tenemos que pagar el viaje, el hotel… Pero si te gusta tienes que seguir para adelante, tienes que lucharlo.

¿Qué sientes al deslizarte?

Libertad. Muchas veces termino el instituto saturada por los exámenes o por cualquier cosa, me meto al hielo y saber que aquí no tengo que pensar en nada del exterior, me libera. El deslizarme y ser libre. Poder saltar… que me caigo pues me caigo pero aprendo.

Hay mucha gente que le gusta mucho verlo pero no se atreve a patinar por el miedo al hielo, ¿qué les dirías?

Que se lancen. Lo más difícil es perder el miedo al hielo. Te vas a caer, pero puedes empezar sujetándote en la valla poco a poco, le vas a conseguir coger confianza y luego no vas a querer salir de la pista porque es lo que pasa en las sesiones públicas, mucha gente al principio les cuesta pero cuando están dentro, se olvidan de todo y se ponen a patinar.

Noticias relacionadas

Publicidad - Continúe leyendo




Aroa Díaz
Aroa Díaz
Periodista. Con experiencia en medios digitales nacionales como redactora (El Diario Fénix, El Confidencial Digital, Europa Press, Cambio 16 y Hearst España), dirige y escribe en el área política y social para Leganés Activo.

¿Qué opinas al respecto?

Suscribir a
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios


Publicidad - Continúe leyendo

Ahora en portada

De lío en lío: La falta de previsión hace que Valle Inclán cierre un aula de 2 años sin previo aviso

Las familias de la escuela de niños Valle Inclán se han visto sorprendidos esta mañana cuando, en la puerta del centro, han avisado del cierre del aula de 2 años.

Vuelven la Romería, actividades y conciertos por San Fortunato dos años después

Leganés retoma las fiestas de San Fortunato con mucha alegría después de dos años de ausencia tras la pandemia.

Marta Hermida, renovada: el eje de la permanencia del Baloncesto Leganés se queda

Después de la renovación de Evaristo Pérez, la base madrileña Marta Hermida podría ser la siguiente confirmación del club

Cultura

Vuelven la Romería, actividades y conciertos por San Fortunato dos años después

Leganés retoma las fiestas de San Fortunato con mucha alegría después de dos años de ausencia tras la pandemia.

Leganés escribe: Una selección de poemarios made in Leganés

Te recomendamos esta breve lista de poemarios redactados por vecinos de Leganés para descansar este verano.

Rosa Montero preside el librofórum de la Universidad Popular de Leganés

La UPL cuenta con 46 grupos abiertos en todos los barrios de la ciudad. 72 profesores voluntarios y 9 entidades sociales colaboran en el proyecto

‘Sombras que iluminan’ el necesario diálogo entre fotografía y poesía

22 poetas y 22 miembros del Colectivo Fotográfico de Leganés firman 'Sombras que iluminan', un libro autofinanciado que refleja un interesante proyecto artístico