virginia-moreno-leganesactivo

El PP de Leganés pidió explicaciones sobre la crisis informática que dejó durante 14 días al Ayuntamiento sin servicio. Virginia Moreno, directora de Nuevas Tecnologías, estaba de vacaciones durante la crisis. El alcalde, Santiago Llorente, mintió en su comparecencia para cubrir a la directora general.

Durante 14 días los sistemas informáticos del Ayuntamiento de Leganés dejaron de funcionar. Con motivo de una avería de grandes dimensiones, los ordenadores del Servicio de Atención al Ciudadano y los sistemas de gestión interna del Ayuntamiento se quedaron bloqueados provocando un auténtico caos a ojos de los propios trabajadores.

La situación se dio en pleno mes de agosto pero no ha sido hasta ahora que el PP de Leganés ha pedido explicaciones solicitando la comparecencia de la directora general de Nuevas Tecnologías. Sin embargo, Virginia Moreno, titular del área, no acudió a la convocatoria y en su lugar fue el alcalde, Santiago Llorente, quien dio las explicaciones. “En las fechas en las que sucedió el problema la directora estaba de vacaciones y las competencias las tenía yo”, alegó.

Sin embargo, una semana más tarde el Partido Popular ha tenido acceso al decreto de alcaldía por el que el primer edil asumía estas competencias. Esto se realizó el día 14 de agosto, cuando el fallo ya había comenzado. “No es cierto que la directora de informática estuviese de vacaciones cuando los sistemas informáticos municipales dejaron de funcionar, se marchó en plena crisis, por lo que el alcalde mintió ayer a los ciudadanos a través de sus representantes”, aseguran.

Para el PP, este hecho pone en claro dos cosas, por un lado la falta de profesionalidad y de compromiso con la ciudad por parte de la directora general. El partido destaca que, ostentando un puesto de alta dirección y responsabilidad, “no duda en dejarlo para irse de vacaciones en pleno colapso informático, con la grave repercusión que esa situación suponía para los ciudadanos; y por otro lado que el acalde no duda en mentir a los concejales justificando la incomparecencia de la directora en la comisión plenaria argumentando que se encontraba de vacaciones cuando él mismo firma el decreto que demuestra su mentira”.

Por este motivo, el Partido Popular se cuestiona el motivo por el que el alcalde, en lugar de hacer efectiva la moción aprobada meses atrás que pedía la dimisión de la directora general, sale en su defensa. “No es la primera vez, sale en su defensa a capa y espada, pero hacerlo mintiendo de esta manera ya sobrepasa cualquier límite y nos hace preguntarnos por el motivo por el que lo hace”.