Fútbol: El Lega vence con un final de infarto

FÚTBOL. PRIMERA DIVISIÓN. JORNADA 30. El Club Deportivo Leganés vence por 1-0 al Valladolid con un gol de cabeza de Guido Carrillo en la última jugada del encuentro. Los de Pellegrino dominaron el partido pero no fueron capaces de adelantarse hasta el último segundo tras cinco minutos de asedio constante.

Después de una de las mayores alegrías en tres campañas en Primera, es normal sentirse en una nube. Es lo que tiene el fútbol de “los otros”, que los pequeños placeres se cogen con ganas. No siempre se gana un derbi de manera cómoda en casa del vecino. Si eso te sirve para colocarte con 36 puntos en mitad de la tabla, con el descenso a cierta distancia, pocas situaciones son más placenteras en este ‘Planeta Fútbol’.

Los aledaños del Estadio Municipal Butarque, en la previa del encuentro. J.Medrano

Puede que, por ello, Pellegrino haya tocado poco del once inicial frente al Getafe. El ‘Flaco’ decidió dar descanso a Nyom y Rubén Pérez, pero no tocó nada en ataque. Condicionado por la baja de En-Nesyri y el sanción a Braithwaite, el argentino apostó por la continuidad de una punta que dio resultado hace cinco días. El Leganés corrigió sus debilidades previas al parón y quiso prolongar el idilio frente a un Valladolid necesitado de puntos.

Dominio pepinero en un inicio sin peligro

Con ambiente de cita importante comenzó el duelo en Butarque. El Valladolid, que se jugaba la vida sobre el verde madrileño, tiró demasiado de nervio y poco de cabeza, por lo que no le costó al Lega hacerse con el esférico. Los pepineros controlaron la situación y empujaron hacia delante para alejar del área de Cuéllar el ímpetu pucelano.

Mikel Vesga, disputando un balón contra Antoñito durante la primera mitad. LaLiga

Las fuerzas se fueron equilibrando con el paso de los minutos. En un juego muy físico y con mucho contacto, Recio y Óscar jugaron el importante papel de abrir campo para intentar hacer daño a una firme zaga visitante. Acumulando más kilómetros en sus piernas, los vallisoletanos tuvieron que recurrir al disparo lejano para probar a Cuéllar.

Las mejores ocasiones, para el Valladolid

Solo Pellegrino sabe por qué El Zhar y José Arnaiz no están gozando de oportunidades esta temporada. Tal vez era el partido ideal para piernas frescas e ideas nuevas. Al Lega le faltaba chispa, y en pocos encuentros ha dominado tanto el balón. Los pepineros se dieron un respiro en ataque y los visitantes avisaron con un Guardiola que, si no hubiera rematado en caída, habría puesto el 0-1. El ariete avisó por partida doble a un Lega dormido en la parra.

De camino al final de la primera mitad el cuadro pepinero dio algún coleo ofensivo, como una gran jugada en combinación que Juanfran puso para Santos, que se cabeceó bajo y en cuero no tomó buena dirección. La misma jugada volvió a repetirse minutos después, pero ninguno de los arietes pudo rematar el balón hacia portería. Las ocasiones fueron llegando poco a poco, pero ninguna fue lo suficiente como para mover el marcador. 0-0 al descanso y todo por decidir en el segundo acto.

Guido Carrillo entre dos defensores del Valladolid. LaLiga

El VAR desquició a Butarque

El cuadro de Pellegrino quiso volver tras el descanso a la situación inicial de dominio, así que dio un paso hacia delante en busca del primer gol. Tras una buena jugada entre Santos y Juanfran, Guido Carrillo estuvo cerca de adelantar a los suyos. Los más de 10.000 aficionados pepineros en las gradas intentaron animar a los suyos, que salieron con más ganas que los pucelanos tras el paso por vestuarios.

La polémica llegó en el 52′ con un posible penalti sobre Santos. El delantero forcejeaba con un zaguero visitante y cayó al suelo. Tras chequearlo el VAR, el colegiado no señaló la pena máxima. Tan solo unos minutos después, la polémica vuelve a estar servida. El árbitro señala penalti y el VAR lo llama para revisar. Tras el paso por la pantalla se decidió que no habría lanzamiento desde los once metros, generando una pitada monumental en Butarque.

Cinco minutos finales de infarto

Más allá de la polémica, que tiene muchos puntos de vista, el Leganés necesitaba revulsivos arriba para amarrar la situación. El primer cambio fue Sabin Merino, que entró en el lugar de un Michael Santos que no pudo prolongar su racha goleadora. Volvieron a Butarque los viejos fantasmas de la falta de gol y Pellegrino esperó demasiado para cambiar el esquema.

A falta de diez minutos para el final, Rubén Pérez entró por Vesga en un cambio a la desesperada por descongestionar el centro del campo. Tuvo ocasiones el Leganés, pero no hubo fortuna hasta el final. Los relevos entraron cuando apenas quedaban minutos y poco pudieron hacer. Con la llegada del descuento, Butarque y el Leganés despertaron.

Tras cinco minutos de asedio constante al área pucelana, la última jugada del encuentro fue un premio a la paciencia. Guido Carrillo tuvo la fortuna de rematar de cabeza y empujar el balón hasta el fondo de la red. 1-0 y locura en Butarque. Con la victoria del jueves, los pepineros se sitúan con 39 puntos a la espera del viaje a Vitoria de este domingo.

324 views

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail