Historia de Leganés: De la aldea a la ciudad

1

Leganés fue fundada en el siglo XIII, pero ya había un asentamiento anterior, como indican los restos arqueológicos encontrados en las zonas próximas. 

En la zona sur, el Parque residencial Polvoranca fue excavado entre 1999 y el 2000, y se hallaron evidencias de la primera Edad de Hierro (siglos VII al VI a.C), una necrópolis de incineración con 32 enterramientos. Entonces quemaban a los muertos en piras de madera o fosas y metían los restos en urnas que se enterraban. Además, se encontraron otros dos yacimientos entre los siglos V y III a.C, y otro de la época altoimperial e hispanovisigoda (VI d.C). También en esta área se encuentran las ruinas de un poblado medieval considerado de interés por el centro regional de conservación del patrimonio histórico, es el caso de la iglesia de San Pedro Apóstol.

El enclave seguía siendo estratégico por su posición y sus recursos, por ello, tras los avances de la reconquista durante el reinado de Alfonso X el sabio, los habitantes, mozárabes, musulmanes y judíos se retiraron a los alrededores, de Butarque y Polvoranca. No fue sino en torno a 1280 cuando se fundó oficialmente la ciudad -por entonces aldea- con la llegada de poblados de la zona que huían de las epidemias y la peste, como fue habitual entre los siglos XIII y XIV en toda Europa. Los vecinos buscaban santos protectores contra estas epidemias, así que cuando se asentaron en Leganés se tomó a San Nicasio como patrón protector.Por entonces se la conoció como ‘Leganar’, derivado del latín ‘leganos’, sitio con mucho fango de las tierras de cultivo dada la laguna del lugar; más tarde derivó al actual ‘Leganés’.

Uno de sus gentilicios, ‘pepinero’, llegó en 1580, por ser ampliamente conocida por este vegetal. En aquella época, la población acumulaba riqueza según indica la “provisión real, dada en Madrid por Felipe II el 12 de enero de 1579”, pero existía mucha desigualdad por el reparto poco equitativo de las tierras. Adquirió entonces el título de “aldea y jurisdicción de la villa de Madrid” en 1580. En torno a 1600 se inició la construcción de la Iglesia de San Salvador (que no terminaría sino hasta 1700). El poblado fue comprado por Diego Messía en 1626, sucesor de Messía de Guzmán conocido como Marqués de Leganés, por Felipe II. Un hecho curioso es que cuando el monarca encargaba a sus escribanos que hicieran las encuestas para ver el número de habitantes, éstos que entendían que les iban a aumentar los impuestos retrasaban el proceso todo lo posible, tardando hasta veinte años en dar respuesta (según la crónica de los pueblos de Madrid).

En el que fue el palacio de Diego Messía, se levantaron dos casas en 1850, que compondrían el Hospital Psiquiátrico de Santa Isabel, muy representativo de la ciudad. En 1880 se inauguró el ferrocarril, poco después del adoquinado de las calles. El tranvía ya pasaba desde 1877, desde la Plaza mayor de Madrid, primero con tracción animal y en el 79 con motor de vapor; pero sería bombardeado por los nacionales en 1937 con la guerra civil, pues era un medio de desplazamiento de tropas del bando republicano. 

El primer tranvía de Madrid a Leganés.

Hacia 1895 llegó el alumbrado eléctrico a algunas zonas, había casino, el teatro Durán y la cárcel estaba en el propio ayuntamiento. En 1900 se inauguró la oficina de correos y llegaron los telégrafos, la fábrica de electricidad, la de chocolates y la de jabones. Leganés, que hasta 1950 fue núcleo rural, fue consolidando una amplia industria, con la llegada de “queserías castilla” y en 1958 la industria de manipulados de papel kraft.  La población fue creciendo a la par a pasos agigantados, entre 1960 y 1970 pasaron de 8.000 a 57.000 habitantes. Así, pasaron de construirse las primeras casas bajas en 1958 a los primeros bloques de pisos en San Nicasio en 1961.  

Este crecimiento aumentaría con la llegada en los ochenta de la Universidad Carlos III y el Hospital Severo Ochoa. En los noventa, ya se había llegado a 172.729 habitantes. Así, Leganés, de ser conocida por su origen rural ligado a la agricultura, se fue convirtiendo en una ciudad dormitorio en la que los vecinos trabajan principalmente en la capital.

1 COMENTARIO

  1. Yo nací en Leganés calle espejo en 1953 junto al colegio Carlos Ruiz de la calle el charco y conocí Polvoranca de pequeño y me e preguntado porque eliminaron la gran arboleda que había con arboles grandísimos qué entraba ni el sol y se los cargaron hoy sería delito siempre que pasó me acuerdo una pena

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí