Leganés deberá implantar su zona de bajas emisiones antes de 2023

0
Vehículos apelotonados a la entrada de Leganés | Foto: Ayuntamiento de Leganés

El Gobierno de Pedro Sánchez pretende que todas las ciudades españolas con una población superior a 50.000 habitantes instauren su propio ‘Madrid Central’.

El Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética en el que está trabajando el Gobierno Central incluye varias medidas que ponen el foco en las ciudades de más de 50.000 habitantes. Su principal cometido es la promoción del transporte sostenible mediante reordenaciones urbanas que lo favorezcan, como sucediera con el proyecto pionero en España de ‘Madrid Central’ en la capital.

El Gobierno, de la mano de la vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha presentado esta semana las intenciones de su equipo. Aunque la Ley de Cambio Climático no está cerrada por completo, se espera que el groso de lo ya estipulado permanezca en el proyecto que deberá aprobarse en menos de 100 días.

Leganés y su calidad del aire

La fecha límite prevista para que los ayuntamientos de las grandes urbes implanten su zona de bajas emisiones es 2023. La decisión pretende reducir de manera considerable las emisiones de gases contaminantes, que además de ser causantes del calentamiento global afectan a la salud de los ciudadanos al empeorar la calidad del aire. El fenómeno ha dejado de ser exclusivo de las ‘superpoblaciones’ y el municipio de Leganés no ha escapado de ello, acumulando varios días de alerta por contaminación en las últimas semanas.

Para las poblaciones que superen los 50.000 habitantes (entre las que se incluye Leganés con un censo próximo a los 200.000), la nueva legislación quiere impulsar medidas que faciliten los desplazamientos a pie, en bicicleta u otros medios de transporte activo; mejorar la red de transporte público y dotarlo de combustible eléctrico u otros que no propaguen la emisión de gases de efecto invernadero; y fomentar el transporte eléctrico privado mediante la instalación de puntos de recarga.

La concienciación ecologista ha ido ganando terreno en los últimos tiempos y la celebración en Madrid de la Cumbre del Clima del COP25 ha conseguido sumar nuevos adeptos a la causa anticontaminación. Los consistorios locales deben ser los siguientes en incorporarse a la iniciativa mediante planteamientos de reestructuración de sus urbes que contemplen zonas de bajas emisiones. La nueva Ley está de camino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí