Ale Galán y Juan Lebrón se abrazan tras alzarse campeones en Madrid | Foto: World Padel Tour

La pareja que conforman el de Leganés y el de El Puerto de Santa María se ha reivindicado en el retorno del World Padel Tour tras el confinamiento. La final ante la pareja Lima-Navarro (7-5, 6-3) supone además su venganza tras el primer torneo del año.

El World Padel Tour post-confinamiento ha vuelto a ser una realidad esta primera semana de julio. La reanudación no ha podido ser mejor para el gran referente pepinero en la disciplina, Ale Galán, quien acompañado de Juan Lebrón ha podido alzar su primer trofeo de este extraño 2020 en el que también han estrenado su unión. Su retorno se ha dado con las múltiples restricciones de seguridad en lo extradeportivo, pero con un ritmo imponente sobre la pista que ha permitido este domingo bajar de las nubes a la pareja número 1 del mundo (7-5, 6-3) en el Estrella Damm Open.

La pelea en lo más alto del ránking mundial se mantiene igual que antes del parón. Galán-Lebrón y Lima-Navarro están prometiendo un pulso constante que se ha traducido en dos finales idénticas en los dos primeros campeonatos de la temporada. Tras un primer revés para el de Leganés en la cita inicial de Marbella, que incluso le costó a la pareja la primera plaza en la clasificación, las tornas cambiarían en Madrid.

Este domingo, el Madrid Arena de la capital acogió una final por todo lo alto para celebrar una peculiar vuelta de la máxima competición de pádel. Ale Galán y Juan Lebrón se presentaron con sed de revancha en un enfrentamiento de la máxima exigencia que pronto se plasmó ante unas gradas desiertas para prevenir los riesgos sanitarios.

El primer ‘break’ del duelo no se demoró en favor de Pablo Lima y Paquito Navarro, poniendo cuesta arriba las aspiraciones de la dupla española. Sin embargo, el gran margen por delante para revertir la situación permitió que Galán-Lebrón retomaran la senda de su mejor juego, devolviendo el golpe antes incluso del cierre de la manga. Inconformistas, dieron la vuelta al marcador justo antes de afrontar el ‘tie-break’ que esperaba a los cuatro jugadores con los brazos abiertos.

Related Posts

El madrileño y el gaditano, en casa del primero, prolongaron en la finalísima un estado de forma imponente. Desde la ronda de cuartos no habían cedido un solo ‘set’ y este domingo tampoco iba a ser el día marcado. Dueños y señores del segundo parcial, Ale Galán y Juan Lebrón ratificaron sus ansias de victoria con un definitivo 6-3 que se completó con un tremendo abrazo que deja entrever su espíritu competitivo y un horizonte cargado de más jornadas de gloria.