ULEG critica la errática política medioambiental del gobierno del Ayuntamiento de Leganés

Publicidad - Continúe navegando

Ricardo López, concejal de ULEG, denuncia de una tala de tres pinos de más de 30 años que según afirmaba “tan solo necesitaban una poda” 

Los efectos de Filomena en los árboles de la ciudad han sido notorios por todos los vecinos y vecinas de Leganés. Durante los meses de enero y febrero hemos podido ver árboles quebrados y ramas caídas por toda la ciudad que, poco a poco han sido retiradas por los técnicos municipales quienes también están haciendo un estudio de la salud de todos los ejemplares.

Según el propio concejal de Medioambiente de Leganés, Miguel García Rey, declaró en el pasado Pleno, los técnicos han estudiado miles de ejemplares para conocer cómo poder podar cada uno de los árboles afectados para que vuelvan a recuperarse. Sin embargo, son muchos los que se han considerado que no se han podido recuperar y se ha optado por talar, algo que ha levantado críticas por parte de vecinos y partidos políticos.

Otras noticias - Sigue leyendo


 

Si bien hace unos días un vecinos criticaba que se talaba por completo un árbol que solo tenía dañada una de sus ramas, en esta jornada ha sido Ricardo López, concejal de ULEG quien ha hecho lo mismo con cuatro ejemplares de más de 30 años. «No estaban enfermos, Filomena los había dañado pero no era para podarlos por completo», asegura en un vídeo-denuncia colgado en redes sociales que puedes ver sobre este texto. El vídeo ha recibido multitud de respuestas de ciudadanos que denuncian situaciones similares.

Reclaman un mejor plan de arbolado

Desde ULEG critican desde hace años lo que considera como una errática política  medioambiental y recuerdan que el pleno pasado defendían (y se aprobaba por unanimidad) un plan de arbolado para “para retirar las ramas y árboles caídos, revisar el estado de los árboles, identificar árboles enfermos y dañados, para evitar futuros desplomes, así como llevar a cabo la reposición de los árboles dañados o caídos”. En ningún caso se aprobó la tala integral de árboles sanos, que más parecen ilícitos medioambientales que, en algunos casos, podrían tener detrás espurios intereses económicos o empresariales.

En la misma línea, desde ULEG recuerdan, se propuso en 2019 que en Leganés se plantaran 2.500 árboles al año y la creación de un vivero municipal para paliar la preocupante situación del arbolado en el municipio. “Otra propuesta al limbo pero que deja clara dos formas contraria de hacer política y de entender el medio ambiente en entornos urbanos.”

Related Posts

Únete a la suscripción
Recibe el boletín de noticias cada lunes en tu correo electrónico, comentar, servicio de hemeroteca, completamente gratis

Noticias relacionadas
Suscribir a
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Destacada
Ahora en portada
Este contenido pertenece a Leganés Activo. No se permite la copia ni la reproducción parcial o total sin permiso.