Juzgados de Leganés. Foto: David Collado

En la Junta de Gobierno Local se dio cuenta de la sentencia del juzgado 34 de lo contencioso administrativo que anuló la subida del IBI a un vecino. 

La sentencia que obliga al Ayuntamiento a devolver parte del IBI a un vecino de Leganés se convertirá en firma. Así lo ha avanzado el partido de la oposición, ULEG, y confirmado posteriormente fuentes municipales. A pesar de que el alcalde de Leganés, Santiago Llorente (PSOE), había anunciado que se recurriría la sentencia puesto que consideraban que habían hecho la subida correctamente, los servicios jurídicos finalmente han desistido. 

Fuentes municipales reiteran que esta sentencia solo afecta a un vecino y que “no indica que el IBI ni la subida sea ilegal, sino que es un defecto en la comunicación”. Cabe recordar que ante esta sentencia solo cabría recurso de casación, el cual revisa únicamente posibles defectos de forma en la sentencia y no una revisión del proceso. De no recurrir en el plazo marcado, la decisión del juez se convertirá en firme. 

La decisión ha sido avanzada por ULEG quienes consideran que “si ni el ayuntamiento recurre, no hay motivo para que no devuelva la subida a todos”. Así, destaca en respuesta a las declaraciones del alcalde que invitaba a los vecinos a recurrir su recibo en tiempo y forma: “no se puede obligar a los leganenses a llevar de nuevo a los juzgados (y gastar su tiempo y su dinero) lo que los propios juzgados ya han zanjado: la subida del IBI de 2020 es ilegal”.

En este sentido, tanto la Federación Local de Asociaciones de Vecinos como ULEG han puesto en marcha un servicio de asesoramiento a los vecinos que quieran recurrir y reclamar la cuantía correspondiente a la subida. No obstante desde ULEG, insisten en que el Ayuntamiento debería devolver ‘de oficio’ la subida a todos los leganenses puesto que ya esta sentencia impugna la subida en el caso de este vecino por falta de un protocolo de comunicación correcto. 

“Las leyes no son un buffet del que se coge lo que nos apetece. Se cumplen en su integridad y no en lo que interesa. Este alcalde y su edil de Hacienda a la que el Pleno ya ha pedido que dimita y que se devuelva el dinero cobrado de más a los vecinos, quisieron camuflar como imposición legal la subida del IBI, cometiendo al tiempo otras muchas ilegalidades, como no aprobar una ordenanza fiscal o no notificando esta subida de forma individual a los vecinos”.

— ULEG

Noticias relacionadas