Los investigadores encontraron 243 kg de hachís dispuestos en un trastero y a bordo de un vehículo que una pareja tenía a su nombre en Leganés

Agentes de la Policía Nacional han incautado 243 kilogramos de hachís que se encontraban ocultos en un trastero y a bordo de un vehículo. En el marco de una primera operación, los investigadores arrestaron a una pareja tras comprobar que almacenaban gran cantidad de esta sustancia estupefaciente en un trastero de la localidad de Leganés.

En el transcurso de otra intervención, fue detenido un varón después de ser interceptado a la altura de Illescas (Toledo) mientras transportaba en su vehículo numerosas tabletas de hachís.

Los agentes tuvieron conocimiento a principios de este mes de que en un trastero del municipio de Leganés se ocultaba abundante cantidad de sustancias estupefacientes. Tras diversas indagaciones, averiguaron el punto exacto de almacenamiento. Una vez en la puerta del trastero, comprobaron que este emanaba un fuerte olor a hachís, por lo que efectuaron una entrada en el interior, hallando un total de 135 kilogramos de esta sustancia.

Las pesquisas permitieron la identificación y localización de los autores, una pareja que residía en la misma calle, procediendo inmediatamente a su arresto como presuntos responsables de un delito contra la salud pública. Posteriormente, se efectuó una entrada y registro en su domicilio, incautándose otro lote de cinco kilogramos de la misma droga, además de diversos útiles para el envasado.

Un vehículo cargado de hachís

Durante otra intervención que tuvo lugar a mediados del presente mes, mientras los agentes realizaban labores de investigación en el barrio de Usera – Villaverde, se percataron de que un vehículo efectuaba cambios bruscos de carril por la autovía M-40. Además, apreciaron que la parte trasera de la carrocería rozaba la calzada, sospechando que transportaba una carga pesada en el maletero. Por tales circunstancias, se llevó a cabo un seguimiento discreto, circulando el mismo hacia la carretera A-42.

En un momento dado, el vehículo perseguido aumentó la velocidad, efectuando maniobras bruscas, por lo que los agentes le dieron el alto. Tras interceptarle a la altura de la localidad de Illescas (Toledo), pudieron apreciar que el maletero emanaba un fuerte olor a hachís, llevando a cabo un registro en el interior, localizando 103 kilogramos de esta sustancia contenidos en múltiples cajas de cartón. Por tales hechos, este individuo fue detenido como presunto responsable de un delito contra la salud pública.

Noticias relacionadas