Trofeo Pepino de Oro. Foto: CD Leganés

FÚTBOL. SEGUNDA DIVISIÓN. La XLI Edición del Trofeo Villa de Leganés se queda en las vitrinas del C.D. Leganés después de imponerse al Rayo Vallecano en la tanda de penaltis (4-3).

El conjunto pepinero, que estrenaba la primera equipación blanquiazul, llegaba a disputar este torneo con las fuerzas medidas. Y es que horas antes habían saltado al campo para medirse contra el AD Alcorcón ante el que se impusieron por un 2-0 en un partido que comenzó a las 10h. Más tarde, a las 19h, comenzaría este encuentro contra el Rayo Vallecano. 

El local salió de inicio con Asier Riesgo en portería, defensa de cuatro con Sergi Palencia, Tarín, Omeruo y Javi Hernández, centro del campo para Doukourè y Gaku, bandas para Sabin Merino y Naym, en la mediapunta Juan Muoz y en el ataque Diego García. Con este once, los leganenses arrancaron con fuerza adelantándose a los 11 minutos de partido por mediación de Sabin Merino. El ariete vasco aprovechó un balón rechazado en el área para cumplir con su cita con el gol.

Por su parte, en el Rayo Vallecano, Bebé centraba todo el peligro de los franjirrojos, pero la defensa pepinera y la eficacia de Asier Riesgo mantenían la ventaja en el marcador hasta que ya al filo del descanso Isi aprovechaba en el segundo palo un buen centro de Bebé para igualar la contienda.

En los segundos cuarenta y cinco minutos de partido, ninguno de los dos equipos lograban imponerse sobre el rival y tampoco distanciarse en el marcador, pese a que el C.D. Leganés tuvo las más claras con un remate de Omeruo que se estretellaría en el larguero y un buen ataque pepinero que Diego García que a punto estuvo de culminar con el segundo tanto, pero el balón se marchó fuera por poco.

Hubo que llegar a la tanda de penaltis para decidir el ganador y ahí el equipo local fue el que se impondría (4-3) gracias a un inspirado Asier Riesgo y al último gol de Rodri Tarín, quien recibiría de manos del Alcalde de la ciudad, D. Santiago Llorente, el Pepino de Oro.

Noticias relacionadas