abogados asaes
Abogados ASAES en un acto informativo. Foto: Lito Lizana

Un Juzgado de Leganés ha rechazado investigar la acusación por homicidio a la gerencia. La Plataforma ha recurrido a la Audiencia Provincial que se siga investigando

La Plataforma de abogados ASAES sigue en su lucha judicial por esclarecer la situación que se vivió en el interior del Hospital Severo Ochoa durante la primera ola. Con ese fin, se interpuso una denuncia contra la gerencia que ha sido admitida a trámite. En ella les acusaba de homicidio, daños a los pacientes y a la salud de los trabajadores.

Ahora, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 4 de Leganés ha dictaminado que se investigará un delito contra los derechos de los trabajadores, pero no homicidio. Esta se basa en la inexistencia de un plan de contingencia. Sin embargo, el Juez considera que «esta alegación se ha visto desvirtuada por la documentación aportada por el Hospital Severo Ochoa, según la cual el centro sanitario dispone -al menos a fecha actual- de planes y procedimientos de actuación para este tipo de situaciones».

Una resolución a la que los abogados, Javier Ruíz y Andrés Álvarez, ya han interpuesto recurso. «La Comisión de Mortandad presentó un informe a la Dirección en el que se establecieron muertes potencialmente evitables y los motivos de dichas muertes, es decir, que refleja una mala gestión por parte del HUSO», reza en el documento registrado en el Juzgado de Leganés y la Audiencia Provincial de Madrid.

abogados asaes
Abogados ASAES en un acto informativo. Foto: Lito Lizana

En este informe interno del Hospital Severo Ochoa se presenta que el porcentaje de muertes evitables asciende al 20%, un dato muy por encima de otros hospitales. «Debido a circunstancias como realizar traslados de la forma correcta y sin cerrarse el grupo de whatsapp [donde se gestionaban] por las noches, podían haberse salvado», continúa el recurso.

En cuanto a los delitos contra la salud laboral de los trabajadores, los cuales son admitidos a trámite, la denuncia pone de manifiesto que no se rastreaban los positivos entre el personal. Como ejemplo destacan que la planta no COVID llegó a funcionar con el 80% del personal contagiado.

«Queremos que se sepa la verdad y que la gente no tenga miedo de decir las cosas», explica Javier Ruíz. «No hay intereses más allá de que no vuelva a pasar», añadía Andrés Álvarez. Así, han querido dejar claro que esto no es una denuncia contra la Comunidad de Madrid, el Ministerio o el Gobierno, «lo que nos interesa es que sean las que sean las circunstancias, todo funcione mínimamente».

Noticias relacionadas