ULEG desmiente los argumentos del Gobierno para el trasvase de bomberos

0
bomberos comunidad madrid
Foto: Archivo

ULEG ya ha anunciado que su posicionamiento es en contra del traspaso de los bomberos de Leganés a la Comunidad de Madrid. Aseguran que el municipio saldrá perdiendo en servicios.

Este mes de octubre, el trasvase de competencias del cuerpo de bomberos de Leganés a la Comunidad de Madrid volverá al Pleno. Después de que los efectivos hayan respaldado este cambio en la cuarta consulta interna que se realizó sobre el tema, y que este resultado haya sido comunicado a los partidos políticos, el Gobierno pretende aprobar el cambio este octubre.

Para el Ejecutivo, el ahorro de dos millones de euros a las arcas públicas es el argumento de base. Sin embargo, este ha sido desmentido totalmente por Unión por Leganés, quien ya ha anunciado su rechazo a la medida desde que el año pasado el alcalde, Santiago Llorente, comenzara a planteárselo.

En realidad, ni el ayuntamiento se va a ahorrar 2 millones de euros ya que las cifras que está facilitando están manipuladas y no incluyen los millonarios fondos Unespa que dejaría de recibir el Consistorio si ya no gestiona el parque de bomberos, ni habrá un mejor servicio.

Según ULEG, los cálculos facilitados por el Ayuntamiento no registran los fondos UNESPA, los cuales recibe el Consistorio para poder sufragar y mejorar los servicios de los bomberos. Gracias a este fondo, los bomberos de Leganés cuentan con nueva maquinaria cada año, como los trajes para emergencias químicas o los vehículos especializados. Materiales que pasarían a pertenecer al equipo de la Comunidad de Madrid.

Pérdida de efectivos y material

El parque de bomberos de Leganés dispone de más efectivos que
cualquiera de los otros 19 parques dependientes de la Comunidad. Actualmente Leganés cuenta con 74 bomberos, lo cual, asegura ULEG, «se debe, sin duda, al esfuerzo que Leganés ha hecho en materia de seguridad».  Actualmente, el municipio de Getafe, dependiente de la Comunidad de Madrid solo tiene 58 efectivos, con los que también da servicio a los núcleos de población de los alrededores, (datos según las memorias de 2017).

El caso de Valdemoro, también gestionado por la administración autonómica, es muy significativo. Fue inaugurado en junio de 2016 con 60 bomberos y hoy apenas llega a 45 efectivos dando también servicio a los núcleos de población que tiene alrededor ya que la gestión regional se basa en la colaboración entre municipios y ciudades.

El temor a una reducción de efectivos tan drástica como en Valdemoro es lo que empuja a ULEG a rechazar esta oferta. Además, ha dejado claro que «no quiere perder ni una sola de las competencias que a los ayuntamientos
por ley corresponden».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí