Hospital Severo Ochoa. Foto: Aroa Díaz

El Hospital Severo Ochoa de Leganés se ha visto colapsado ante la gran cantidad de pacientes por coronavirus. Las urgencias están siendo derivadas a otros centros hasta que se alivie la situación.

A pesar de la ampliación de espacios que se había visto obligada a hacer la gestión del Hospital Severo Ochoa para los pacientes por coronavirus, el centro hospitalario se ha quedado pequeño. Las dos plantes y el gimnasio se han desbordado ante una noche en la que han sufrido una avalancha de pacientes de los cuales no han podido absorber a todos.

“El Hospital de Leganés tiene un problema y es que demasiado pequeño para toda la población a la que da servicio, y es una población, además, muy envejecida”, aseguraba a LEGANÉS ACTIVO, un portavoz de SATSE hace unos días advirtiendo que este problema no tardía en llegar. “Es cuestión de tiempo que colapse”.

Tras esta jornada, el sistema sanitario se ha visto obligado a derivar las nuevas urgencias a otros centros, en concreto, el FREMAP, Santa Cristina y La Poveda, al menos hasta que se alivie la situación del hospital. Tal y como reclamaba el sindicato CCOO de Madrid a través de Twitter advirtiendo la situación. “Avalancha de pacientes en Urgencias del Hospital Severo Ochoa. Sin sillas, sin camas, sin sillones, sin mascarillas para luchar contra #COVID2019″, denunciaba, “Reordenen ya el reparto a sanidad privada, concertada y centros no saturados! Lo 1º es salvar vidas!”, exigía a la Consejería y el Ministerio de Sanidad.

Lo peor está aún por llegar

El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad ha confesado en el último balance que los positivos rondan los 14.000, lo que supone un aumento de 2.500 en las últimas 24 horas. No obstante, el Gobierno advierte que “lo peor está aún por llegar” no solo en la parte económica, sino también la sanitaria.

Related Posts

Es hora cuando el sistema sanitario está empezando a saturarse y notar las consecuencias ante la falta de equipos, lo que provoca un aumento de casos entre los propios médicos y enfermeros que atienden día a día a los afectados. Además de ello, los sindicatos han elaborado un comunicado conjunto exigiendo más colaboración y medios ya que faltan batas, mascarillas y guantes en todos los hospitales.

Los italianos, el país más afectado en estos momentos, están alertando al resto del mundo para que sigan las instrucciones de los médicos: “Lo subestimamos. No nos imites. Quédate en casa”, explicaba un usuarios en las redes sociales. “¿El peor de los escenarios? Justamente el que viene”, añadía otro de ellos. En Italia han muerto 3.000 personas en solo un mes unos datos que han hecho que el 94% de los italianos estén a favor de las estrictas medidas de aislamiento. “Nunca salvar el mundo fue tan fácil, quédate en casa”, es uno de los lemas más repetidos.