Foto: SAE Hospital Severo Ochoa

Las redes sociales han extendido este último mes información sobre correos electrónicos engañosos que estarían recogiendo currículums para reforzar el hospital contra la COVID-19. También han dado eco a partos asistidos por falsas matronas contagiadas.

Las ‘fake news’ y las cadenas de información falsa han encontrado en este mes de septiembre una nueva víctima en el Hospital Severo Ochoa. El centro ha puesto en evidencia en los últimos días publicaciones extendidas a través de las plataformas de WhatsApp y Twitter. Para aclarar las sospechas que hayan podido surgir, aseguran que ni están recogiendo currículums a través de un correo de Gmail ni tampoco están llevando a cabo partos con matronas que hayan dado positivo en los tests de coronavirus.

En las últimas horas se ha extendido por toda la Comunidad de Madrid una cadena con cuentas de correo electrónico que estaría utilizando cada hospital de la región para reclutar nuevo personal para la lucha anticovid. Según el texto difundido, cada centro estaría gestionando los CVs que estarían llegando a estas cuentas para incorporar refuerzos. Entre ellos el Hospital Severo Ochoa de Leganés, que ha salido al quite para afirmar que esta información carece de veracidad alguna.

Desde el centro han usado precisamente las redes sociales para poner de manifiesto el fraude y que ningún posible interesado se anime a compartir sus datos personales a través de estas direcciones. “Los procesos de selección de personal hospitalario van por otra vía“, afirman, haciendo referencia a las bolsas de contratación que gestiona el servicio de Salud madrileño.

Matronas positivas en COVID

Este bulo no ha sido el único que ha afectado al hospital de Leganés este septiembre. Los responsables del centro también han tenido que actuar para negar un nuevo mensaje, esta vez de Twitter. Según un usuario, en el paritorio leganense estarían desarrollando su trabajo matronas contagiadas de COVID-19 sin haberse tomado medida alguna.

Related Posts

Tal incendiario disparate, trasladado incluso a las cuentas oficiales de la Comunidad de Madrid y la Consejería de Salud, fue denegado por el propio hospital y trabajadores del mismo antes de que pasara a mayores. Los responsables del Severo Ochoa están adoptando en las últimas semanas el nuevo papel de filtrar los bulos surgidos. Para hacerles frente, se emplaza a consultar fuentes de información fiables que no generen alarmas innecesarias.